El mensaje de desinterés que da el gobierno federal y muchos estatales hacia el sector empresarial al no ofrecer garantías de apoyo ante la contingencia sanitaria del Covid-19, podría generar el cierre de empresas que terminará por dejar a cientos o miles de personas sin trabajo.

En rueda de prensa Claudia Ramón Pérez, catedrática de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, informó que está postura gubernamental da un mensaje negativo porque en estos momentos lo que la iniciativa privada y la sociedad en general requiere es certidumbre.

"Es un mensaje muy negativo, lamentablemente, porque lo que en este momento se requiere en medio de la contingencia es tener cierta estabilidad, tener ciertas medidas de certidumbre, creo que el gobierno federal se ha quedado atrás en cuanto a tomar las medidas paliativas en el ámbito fiscal", expuso.

En este sentido destacó el papel que algunos empresarios pequeños han tenido para brindar la estabilidad que no se está viendo por parte de las autoridades, al señalar que son estás empresas las que han llegado a acuerdos con sus empleados para ajustar sueldos con tal de garantizar que sigan percibiendo un ingreso a pesar del cierre de empresas.

"Han sido micro y pequeños empresarios los que en algún momento dado han salido a dar la cara por su gente, es interesante observar empresarios que han decidido conjuntamente con sus empleados disminuir los sueldos pero que haya salarios fijos ante la contingencia", explicó la catedrática.

La académica explicó que hay empresas que lograrán sobrevivir sin demasiados problemas a la contingencia sanitaria y la crisis económica, pero en este sentido es necesario que el gobierno atienda esas empresas o negocios que no tienen la misma capacidad económica.

"Ciertamente hay empresas que pueden sobrevivir sin ningún problema esta contingencia. Nos va a golpear a todos, pero no en la misma magnitud y es precisamente ahora cuando se tienen que implementar ciertas medidas", explicó.

Finalmente Ramón Pérez señaló que lo que causa más incertidumbre es que dentro del mismo gobierno federal no hay una homologación en el discurso respecto a las políticas de atención económica.

"No es una medida generalizada y no es una medida que vaya acorde con el gobierno federal, que es de las cosas que llama la atención y otra de las cosas es la falta de coordinación de comunicación en la estrategia y en las acciones en el mismo gobierno federal", expuso.