Este sábado el gobernador de Hidalgo Omar Fayad informó que tiene coronavirus, por lo que ya atiende a las medidas recomendadas por Salud.

“Estoy ya en cuarentena en mi casa. Tanto yo como las personas con las que he tenido contacto estamos siguiendo los protocolos que establece @SSalud_m”, informó Fayad en Twitter.

 

 

Pero llama la atención que hace 10 días estuvo en la conferencia que da el presidente de México por las mañanas en Palacio Nacional, por lo que el mandatario estaría en riesgo de tener covid-19.

Fayad asistió el pasado 18 de marzo a la conferencia del ejecutivo federal para dar detalles sobre el proyecto de construcción del Aeropuerto Internacional “General Felipe Ángeles”.

En la “mañanera” estuvieron presentes el Secretario de la Defensa, Luis Crescencio Sandoval; el Almirante Rafael Ojeda Durán, Secretario de la Marina; Javier Jiménez Espriú, Secretario de Comunicaciones y Transportes; el General Ricardo Vallejo Suárez, encargado de la obra, así como Román Meyer, Secretario de Desarrollo Urbano.

Omar Fayad estuvo detrás del Presidente separado de funcionarios sólo por algunos centímetros.

Usuarios de Twitter hicieron mención que ese día fue cuando López Obrador mostró los “detente” que lo protegen.

 

 

En plena conferencia de prensa de ese día, Andrés Manuel sacó de su cartera un escudo protector, un símbolo religioso católico conocido como “detente” que lo protege.

“El escudo protector es como el “detente”, ¿saben lo que es el detente verdad? El escudo protector es la honestidad, eso es lo que protege, el no permitir la corrupción”, mencionó el mandatario.

“Igual esto es muy común de la gente y tengo otras cosas porque no sólo es catolicismo sino también religión evangélica y libres pensadores que me entregan de todo y pues no está de más. Miren, aquí está otro detente. ´Detente enemigo que el corazón de Jesús está conmigo'”, agregó.

“Quiero mostrarles algo que le va a dar mucho gusto al señor que me lo dio si lo enseño aquí, no lo traje, no lo encuentro, pero es un trébol”, comentó. Después sacó un billete de dos dólares, que le regaló un migrante.

Foto captura de pantalla Twitter