Un trabajador de la Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH), investigue irregularidades en el cumplimiento del decreto para prevenir coronavirus en dependencias del gobierno estatal.

La denuncia anónima tiene fecha de 25 de marzo y señala que en los horarios laborales hay inconsistencia con las medidas del decreto del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Si bien debería considerarse trabajo remoto en algunas áreas y para trabajadores en condiciones de riesgo, hay presiones para que acudan por lo menos un día a las oficinas.

"... existen roles de guardia, los cuales, de primera vista, parecen ser no de manera presencial dentro de la oficina, sin embargo, al tratarse de home-office (trabajo de oficina en casa), los jefes o jefas directos de los empleados solicitan un día de la semana para que dicho home-office sea revisado dentro de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado", dice el documento.

El quejoso sostiene que a pesar de tratarse de un solo día, se incumple con el aislamiento que busca evitar los riesgos de contagio entre los trabajadores 

El denunciante pide se considere que, a diferencia de otros trabajadores de gobierno, en la FGE son mayoría los que no cuentan con seguridad social.

Hacia las 18:00 horas de este viernes la CDH todavía no había confirmado si se dio cauce a esta queja.

Otra dependencia en donde reportan que hay condiciones irregulares ante la emergencia sanitaria es la Secretaría de Seguridad Pública.

De acuerdo con uniformados ayer fue la segunda ocasión, en menos de una semana, en que les mantuvieron acuartelados sin justificación y en condiciones insalubres.

En las instalaciones de la dependencia, detallan, falta agua y los baños no funcionan al 100 por ciento.