Pese a los estragos económicos a enfrentar por el Covid -19tianguistas “de los viernes” en Teziutlán, acataron el decreto de suspender actividades en el recinto ferial de esta ciudad, aseguraron que las condiciones económicas son difíciles, pero importa más la salud.

Martha López Camacho, líder de tianguistas, señaló que, pese a que se presentaron dudas e inconformidades, los vendedores del tianguis, en común acuerdo, suspendieron sus ventas por lo que a partir de este viernes y las próximas tres semanas no estarán realizando esta actividad comercial, haciendo conciencia de la pandemia que atraviesa el país.

“Es bien difícil, la situación económica para nosotros, puesto que, estamos viviendo una terrible crisis económica con esta situación, pero, en común acuerdo con todos quienes integran el tianguis, decidimos acatar la disposición y prevenir que es lo más importante”, indicó.

La líder tianguista dijo que esta situación representa un déficit de 75 por ciento en sus ventas, pues ya venían arrastrando la crisis de meses anteriores; hoy con esta pandemia y el paro de actividades vislumbra una pérdida total en sus ventas.

Aunado a ello, la depresión que algunos pudieran tener por esta situación verá afectada también la salud de sus mil agremiados del tianguis del día viernes, eso sin contar a sus empleados fijos; pero confían en salir adelante para continuar laborando y ofrecer los mejores precios y productos a su clientela.

A decir de López Camacho, en tres semanas, si así lo disponen las autoridades regresaran al tianguis ubicado en la zona sur de esta ciudad, esperando que para entonces el riesgo de la pandemia por Coronavirus haya pasado, y si la economía lo dispone también ofertarán sus productos sin que haya una variación en ellos.

“Yo lo que sí hago hincapié más que nada a mis agremiados que tengan paciencia yo sé que es una situación extrema para algunos, pero hemos de salir adelante y a la población pedirle su comprensión, porque a todos nos hacen falta estas necesidades básicas…. Para los tianguistas de productos básicos, verduras y comida o productos para la cuaresma, en común acuerdo y solidaridad para con todos los compañeros, aunque tenían la posibilidad de comercializar sus productos dijeron que no y tampoco se instalaron”.