​El helicóptero en el que fallecieron Martha Erika Alonso HidalgoRafael Moreno Valle y otras tres personas, voló hasta en 31 ocasiones antes de aquél 24 de diciembre de 2018, sin tener las condiciones mecánicas adecuadas.

Al presentar este viernes el informe final de las investigaciones sobre la caída del vehículo, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, descartó que la causa haya sido un sabotaje a la aeronave o que  haya sido derribada con un proyectil.

Aún con la falla identificada, dijo el funcionario, la nave viajó en por lo menos 31 ocasiones, cuando debió permanecer sin actividad.

El funcionario responsabilizó a la empresa Servicios del Altiplano, que rentaba la nave a los políticos, así como al taller Rotor Flight Services, en donde se le daba mantenimiento, por no reparar de forma inmediata los “actuadores” y permitir que el helicóptero viajara en 31 ocasiones cuando debió quedarse guardado.

La Federación suspendió las actividades de esas empresas y anunció una investigación, pues las anomalías ya fueron notificadas a las fiscalías General de la República (FGR) y General del estado de Puebla (FGE).

Fue negligencia

El reporte se presentó durante la conferencia de este viernes del presidente Andrés Manuel López Obrador, a 1 año y tres meses de distancia del accidente y en medio de la contingencia sanitaria para evitar contagios por Coronavirus.

En su exposición, Jiménez Espriú señaló que desde el 18 de diciembre, la empresa que rentaba el helicóptero marca Augusta A109S, matrícula XA-BON, y el taller en donde recibían mantenimiento, se percataron de que había fallas en los “actuadores”, particularmente en dos tornillos, por lo que se pidió el reemplazo de las piezas, pero la solicitud no fue atendida.

Aún con la falla identificada, dijo el funcionario, la nave viajó en por lo menos 31 ocasiones, cuando debió permanecer sin actividad; por lo que acusó negligencia por parte de las dos empresas involucradas.

"Los “actuadores” generan estabilidad en las aspas de un helicóptero, por lo que al estar en mal estado provocaron que los pilotos perdieran el control y, como consecuencia, ocurrió el desplome", explicó.

Pérdida de control del helicóptero debido a un alabeo repentino hacia la izquierda, que no fue recuperado por el piloto al mando, provocando que el helicóptero se invierta en vuelo e impactara con esa configuración, contra el terreno”, se indica en el documento.