Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) los pobres serán de los más afectados con la propagación del coronavirus en todo el mundo.

El miércoles el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta sostuvo que “los pobres estamos inmunes” al coronavirus, y señaló que afectaba en su mayoría a personas “ricas” y “acomodadas”, según la estadística registrada sólo en la entidad.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe de la ONU señaló el pasado 20 de marzo en un comunicado que tan sólo en América Latina la población en pobreza podría crecer en 35 millones hasta alcanzar a 220 millones de personas a causa de la pandemia.

Entre los hechos que afectarán la economía de la región está el freno a exportaciones, actividades turísticas y de suministro; así como el aumento en los precios de los productos y en una disminución de las inversiones.

Los efectos de estos factores, prevén los especialistas de la ONU, podrían derivar entre otros factores, en que el desempleo en el sur del continente alcance un aumento de 10 por ciento.

De acuerdo con el organismo, el aumento de pobres incluso será mayor que los que se observó entre el 2008 y 2009 por otra crisis económica originada por un problema de salud.

Por otra parte el FMI emitió ayer un comunicado conjunto con el Gran Banco Mundial y el Grupo de los Veinte (G-20) en el que reconocen la importancia de tomar decisiones en torno a los países más pobres.

Los organismos señalan que el brote epidémico de coronavirus podría dejar graves consecuencias económicas y sociales para los países clientes de la Asociación Internacional de Fomento (AIF) caracterizados por la pobreza.

Según sus estimados, estos países albergan a la cuarta parte de la población mundial y a las dos terceras partes de las personas que viven en la pobreza extrema.

Ante esto, los organismos prevén que los países con recursos que administran deudas de los países con pobreza deban reconocer que se atraviesa un endeudamiento insostenible y elaborar una propuesta con medidas integrales para atender la situación.

En torno a los efectos del coronavirus también han surgido posicionamientos como  el de la organización World Vision International con presencia en Asia y América.

En su caso hacen énfasis en el impacto que la enfermedad tendrá en refugiados, migrantes y población en extrema pobreza, especialmente los niños que en algunos casos quedarán en orfandad.