Dos campañas y casi ocho meses de gobierno han pasado desde que el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta actualizó por última vez su declaración de bienes patrimoniales que asciende ente casas, autos y otros bienes, a más de 15 millones de pesos.

Tanto en las plataformas del Portal Nacional de Transparencia (PNT) como de la iniciativa ciudadana Tres de Tres, el mandatario expone el mismo documento con fecha de presentación del 16 de abril de 2018.

Cabe señalar que este miércoles Barbosa Huerta aseveró que “los pobres estamos inmunes” al coronavirus, y que la mayoría de contagios en Puebla corresponden a personas “ricas” que cuentan con la capacidad económica para viajar al extranjero.

Entre los bienes que transparentó hace casi dos años están cuatro casas y un edificio adquiridos por diferentes vías entre 2010 y 2016, con un valor conjunto de 12 millones 17 mil 450 pesos.

De esa lista destaca un inmueble en la alcaldía de Coyoacán que Barbosa Huerta reporta con un valor de 10 millones de pesos, pero que políticos adversarios han señalado, podría valer hasta 45 millones.

Hasta hace dos años el gobernador también tenía tres autos que modelos 2013 y 2015; de las marcas Mercedez Benz, Chevrolet y Toyota; que tenían un valor de 2 millones 574 mil pesos.

El listado también incluye dos menajes de casa con valor de 450 mil pesos y tres cuentas de banco, una menor a 100 mil pesos, otra que va de 100 mil a 500 mil y una superior a 500 mil pesos.

La última actualización de los bienes patrimoniales de Barbosa Huerta también señala que en su último cargo, correspondiente a la senaduría, ganó un millón 802 mil 381 mil pesos anuales.

El Nuevo Sistema para la Presentación de Declaraciones Patrimoniales de Intereses de la Secretaría de la Función Pública, contempla entre sus lineamientos que la presentación de la declaración en el reingreso al servicio público debe hacerse después de sesenta días naturales de la conclusión de su último encargo.

En el caso de Barbosa Huerta, el documento del 16 de abril de 2018 coincide con el cargo de senador que dejó en febrero de 2018.

Según la ley, cualquier modificación patrimonial también debería realizarse en el mes de mayo de cada año, pero para ese mes de 2019 sólo era candidato a la gubernatura de Puebla por segunda ocasión.