La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, aceptó sumarse al mando único de la policía propuesto por el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, pero defendió la permanencia de Lourdes Rosales Martínez, en la Secretaría de Seguridad Ciudadana municipal (SSC).

Rivera Vivanco estableció lo anterior en respuesta al decretó del gobernador para asumir el control de la seguridad pública de la capital.

La alcaldesa de Puebla pidió a la titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, María de Lourdes Rosales Martínez, coordinarse con el gobernador del estado para trabajar en la protección de los poblanos.

Luego del decreto publicado por el ejecutivo Luis Miguel Barbosa Huerta, para tomar el mando en la ciudad, a edil instruyó a la secretaria de Seguridad Ciudadana alinear la Policía Municipal a las instrucciones de Barbosa Huerta.