El delegado nacional del PRI, Américo Zúñiga Martínez, extendería su mandato al frente del partido en Puebla porque se postergó la elección de la dirigencia estatal por el virus Covid—19.

Así lo confirmó el dirigente al señalar que no hay fecha para que inicie el proceso de renovación, ya que ahora no lo organizará él, sino el Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

En entrevista telefónica dijo desconocer cuánto tiempo podría alargarse su gestión —que terminaría a finales de abril— pero no vio ningún problema en esto y afirmó que estará por el periodo necesario.

El exalcalde de Xalapa enfatizó que, aunque la dirigencia nacional organice la contienda, se deberán agotar todas las etapas que obligan los estatutos, empezando por la publicación de convocatoria.

Después se llevaría a cabo el registro de aspirantes, las campañas internas y, dependiendo del método de selección que se elija, vendría la elección y designación del nuevo presidente estatal.

Si bien por el momento se prohibió la concentración de personas para prevenir la propagación de Covid—19, el delegado aclaró que no se descarta realizar una votación abierta a la militancia o una convención de delegados para elegir el nuevo Comité Directivo Estatal (CDE) cuando termine la contingencia.

Enfatizó que la dirigencia no necesariamente tiene que ser electa en abril como se tenía previsto, así que no es un hecho que se elija durante la cuarentena, pues la única vía para que esto pasara sería la designación directa del presidente estatal.

Ya había convocatoria 

Zúñiga Martínez aseguró que ya tenía un proyecto de convocatoria que sería aprobado y publicado en estos días, pero como el CEN atrajo la organización habrá nuevas reglas.

Sin precisar los términos de su convocatoria, el delegado aseguró que había “avanzado mucho” en la construcción de la unidad del partido, puesto que ese fue su encargo cuando quedó al frente del tricolor.

El pasado 3 de febrero Zúñiga Martínez tomó el control del PRI en Puebla luego de la renuncia del dirigente Lorenzo Rivera Sosa, quien se separó del cargo para poder competir por el mismo, pero ahora para el periodo estatutario de cuatro años, ya que estuvo 11 meses solo como delegado.

Además de él, figuran como aspirantes el excandidato a la gubernatura, Alberto Jiménez Merino y la última secretaria General, Xitlalic Ceja García, quien igual renunció para poder competir.

También se han “destapado” el exalcalde de Quecholac, Néstor Camarillo Medina; la diputada federal Lucero Saldaña Pérez; el exdelegado de Sedesol, Juan Manuel Vega Rayet; el exlíder de la Corriente Crítica, Erik Salgado Trujillo y la presidenta del Órgano de Mujeres Priistas, Sandra Montalvo Domínguez.