Al menos 30 empacadores de la tercera edad que laboran en los supermercados de Atlixco dejaron de asistir a su empleo desde este lunes, las tiendas informaron que tomaron esta decisión con la finalidad de proteger su salud ante la contingencia por Covid-19.

La mayoría de transnacionales establecidas en Atlixco tienen en esta actividad a los abuelitos para permitirles obtener un incentivo económico, pues muchos de ellos ya no son candidatos para otro tipo de empleos, pero ante la contingencia les pidieron ya no acudir. 

“Primero en cada turno nos tomaban la temperatura al entrar, pero el sábado pasado nos avisaron que no podíamos venir más, en nuestro caso nos dieron apoyo económico con eso vamos a comprar algo de alimentos para tener en casa mientras pasa esto", relató don Ángel Delgado quien apoya en empacar en las cajas de Bodega Aurrera.

Cabe mencionar que en este establecimiento por lo menos 20 adultos mayores realizaban esta función en ambos turnos, pero a partir de esta semana los ciudadanos tendrán que empacar sus productos sin el apoyo de los llamados “cerillitos”.

Por otro lado, en Soriana, después de enviarlos a casa se instalaron alcancías para que la gente deposite un apoyo voluntario, ese recurso será entregado a los empacadores durante el aislamiento, ahí laboraban al menos 14 adultos mayores.

En Chedraui tanto a jóvenes como adultos mayores les entregaron una despensa antes de pedirles que ya no regresaran durante la cuarentena, en este espacio solo trabajaban 4 adultos mayores.

En el grupo comercial La Gran Bodega los empacadores siguen en la labor y se desconoce si más adelante serán enviados a casa y cuál será la dinámica para ellos.