Ante la emergencia de salud por la que atraviesa el país y el Estado de Puebla en torno al Covid-19, la espera para el regreso del Servicio Médico Forense en Acatlán se hace cada día más larga y los cuerpos que requieren la necropsia de ley se siguen trasladando a la SEMEFO de Izúcar de Matamoros y Atlixco.

Pobladores de la región mixteca informaron que recientemente la fachada del inmueble que albergaba al Servicio Médico Forense en Acatlán, fue pintada de blanco, borrando el logotipo del ayuntamiento de Acatlán y el logotipo del Poder Judicial, incluso, eliminando colores institucionales de gobierno.

Fuentes extraoficiales expresaron que la SEMEFO a nivel estado dejó de formar parte del Poder Judicial y paso a manos de la Fiscalía General, por lo que las necropsias serán realizadas por esta dependencia.

Previo a esta contingencia por la que está atravesando el país, integrantes de la fiscalía general del estado supervisaron está área para determinar el costo económico para su rehabilitación y regresar este servicio a la región mixteca.

Debido a esta situación el proyecto paro y no se tiene fecha exacta para que el servicio médico forense regrese; el pintado de la fachada corresponde al cambio de instancia que se hará cargo.

De acuerdo a los dueños de las funerarias en Acatlán, el servicio médico forense dejó de funcionar en el mes de agosto del 2019, y atendía a más de 26 municipios de la región mixteca, por lo que autoridades municipales y ciudadanos están en espera de que este servicio regrese y no tengan que viajar a otros puntos para recoger los cuerpos de sus familiares difuntos.