Según el portal Milenio, con el brote del coronavirus y la cuarentena, los pedidos en Rappi Uber Eats han disminuido hasta un 70 por ciento.

Según estadísticas basadas en testimonios de algunos repartidores, un día malo tenía siete pedidos en promedio; debido al Covid-19 apenas llegan a tres; algunos llegan a trabajar para tres aplicaciones diferentes; sin embargo, pese a que éstas le han asegurado recibirán apoyos económicos para hacer frente a la contingencia, en ninguna han dicho cuándo.

Estos casos se repiten con varios conductores de apps que buscan otras alternativas para generar ingresos. Distintas apps pidieron a sus usuarios por redes sociales no dejar de lado sus servicios, además de reafirmar sus medidas para cuidar al personal. 

Cabe mencionar que México se encuentra en Fase 2, por lo que es necesario aumentar y tomar enserio las medidas de precaución y de higiene para evitar contagios de Covid-19.