El programa de aplazamiento crediticio y otros beneficios que anunció Banorte con motivo del Covid-19, y al que hoy se unió HSBC, no aplica para todos sus cuentahabientes y es que las "letras chiquitas" dejan ver ciertas restricciones.

La iniciativa de Banorte provocó que ayer el banco se posicionara rápidamente en las tendencias de Twitter y fuera usado como ejemplo de solidaridad con sus cuentahabientes, sin embargo en su promocional el banco omite requisitos para acceder al beneficio.

Según el boletín que acompaña la campaña publicitaria denominada "En Banorte nos ponemos en tu lugar", se precisa como primer punto que el programa no es para todos los clientes, sino exclusivamente para aquellos que "directa o indirectamente" hayan resultado afectados económicamente por el Covid-19.

Para precisar cuáles son los parámetros de este punto, la empresa habilitó el contacto vía telefónica con número 81-8156-9691, donde además el cuentahabiente deberá de acreditar, como segundo requisito, que no presenta ningún adeudo hasta el 20 de marzo en ninguno de los productos.

En el caso de diferimiento de pagos para tarjetas de crédito, se informó que el trámite se inicia previa presentación de los requisitos, por la vía telefónica, por internet o por la aplicación Banorte Móvil.

El programa, elogiado en redes sociales, incluye para más tarjetas de crédito el diferimiento de pagos, donde se requerirá pago mínimo hasta por cuatro meses, sin que esto afecte en Buró de Crédito o gastos de cobranza; asimismo se ofrecen 6 meses sin intereses en compras mayores a 500 pesos durante marzo y abril en hospitales, servicios de salud y farmacias.

En tanto que para el crédito automotriz, de nómina y personal, se ofrece la suspensión del pago por cuatro meses, ampliando el plazo siete meses más sobre el periodo original; para el crédito hipotecario es una suspensión del pago por cuatro meses, ampliando el plazo del crédito hipotecario original por cuatro meses; mientras que el crédito PyMe es el diferimiento del pago de intereses hasta por cuatro meses para créditos cuenta corriente, de capital e intereses para créditos simples.

HSBC no incluye a asalariados

Este miércoles se sumó HSBC con una oferta que a la vista podría lucir aún mejor para sus cuentahabientes, como es el posponer sus pagos hasta por seis meses, reducir el monto de la cuota mensual y un descuento en la deuda por pago anticipado.

A través de su página de internet el banco de capital inglés específica que su programa es para clientes de tarjeta de crédito, crédito personal, crédito de nómina, créditos hipotecarios y automotriz, así como de financiamiento a las pequeñas y medianas empresas (PyMes) que lo soliciten.

Sin embargo en las especificaciones, HSBC señala que los beneficios aplican exclusivamente para aquellos clientes cuyos ingresos se vean impactados directamente por la contingencia sanitaria del Covid-19, ya sean personas físicas o físicas con actividad empresarial.

Asimismo se destaca que en el programa no podrán entrar cuentahabientes asalariados, cuyo ingreso sea fijo y no se vea afectado en ninguna de sus modalidades durante la contingencia y eventual cuarentena.

En el documento se dan algunos ejemplos de los candidatos, incluyendo al dueño de un restaurante que cerró por la contingencia, al empleado de un hotel que se quedó sin propinas por la falta de turistas, un arquitecto que no tiene trabajo o un vendedor de autos con ventas mermadas a partir de la contingencia, además descarta a empleados de la cadena HSBC.

Al igual que Banorte, los candidatos al apoyo deben de estar al corriente en el pago de su deuda al corte aplicable al mes de febrero de 2020.

Además del aplazamiento de pagos se ofrecen pagos con tarjeta de crédito a tres meses sin intereses en automático y sin restricción en compras, además de que se elimina la comisión por disposición a los clientes que tienen habilitado el beneficio de retiro de efectivo de su tarjeta de crédito, elevando a nueve mil 500 pesos el monto retirable de los cajeros.