La cancelación de una planta en Mexicali de mil 400 millones de dólares de la cervecera Constellation Brands,  desató críticas a la práctica de consultas con las que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador  ha ahuyentado esa y otras inversiones.

El periódico The Wall Street Journal advirtió que López Obrador ha recurrido a cuestionadas consultas para cancelar obras, como la de Constellation, lo que envía una señal negativa a la inversión extranjera en momentos de crisis por el Covid-19 y luego de que el año pasado cayó casi 5 por ciento la llegada de capitales.

El periódico británico Financial Times (FT) alertó que la “consulta” es un gran revés para la confianza empresarial en México y se produce cuando la pandemia de coronavirus amenaza con recortar la inversión, según una nota del periódico Reforma.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), encabezado por Carlos Salazar, expuso que el Gobierno se empeña en destruir la confianza de los inversionistas y que la “consulta” no tiene sustento jurídico. “La decisión del Gobierno federal (...) es arbitraria, autoritaria y unilateral; violenta la legalidad y el Estado de Derecho”.