Uno de cada dos municipios de Puebla registró un incremento en los delitos denunciados ante la Fiscalía General del Estado (FGE) entre el primer bimestre de 2019 y el mismo periodo de 2020.

Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), de los 217 municipios del estado en 123 hubo un incremento en las denuncias, mientras que otros 47 registraron disminuciones, entre ellos la capital.

El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta emprendió un programa de coordinación con alcaldes de la Zona Metropolitana de Puebla para disminuir la incidencia delictiva, el cual derivó en el relevo de los encargados de las áreas de seguridad pública de Huejotzingo, Juan C. Bonilla, Amozoc y Coronango.

El mandatario también planeó un cambio en la capital, pero la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco se inconformó al acusar una violación a la autonomía del municipio.

 

Reportan aumentos hasta de 900%

De los 123 municipios con aumento en su incidencia delictiva, en términos porcentuales destaca San Nicolás de los Ranchos, con un 900 por ciento, pues las denuncias pasaron de dos a 18 en el periodo mencionado.

Tlaltenango y San Sebastián Tlacotepec tuvieron aumentos que alcanzaron 700 y 500 por ciento, pues los registros crecieron de 12 a 17 y de una seis, respectivamente.

Destaca también Calpan con un aumento del 254 por ciento, pues este municipio colinda con Huejotzingo, en donde a finales de febrero pasado un grupo armado asesinó a tres estudiantes y a un conductor de Uber.

 

En la capital disminuyeron las denuncias

Según los datos, en otros 47 municipios hubo una reducción de las denuncias. En este grupo se encuentra la capital del estado, con una baja del 35 por ciento, al pasar de 4 mil 390 a 2 mil 834 delitos.

El gobierno estatal ha cuestionado el desempeño de la Policía capitalina, al señalar que protege a delincuentes y que actualmente está a la deriva tras la supuesta renuncia de Lourdes Rosales Martínez.

Otro caso que sobresale es el de Quecholac y Acatzingo, pues ambos forman parte de la zona conocida como el “Triángulo Rojo”. Aquí los delitos pasaron de 72 a 20, una reducción de 72 por ciento, mientras que en el segundo se movió de 145 a 72, que equivale a un 50 por ciento.

En otros 14 municipios no hubo cambio en las estadísticas de incidencia delictiva. Estos son: Amixtlán, Caxhuacan, Chila, Coatzingo, Coyotepec, General Felipe Ángeles, Jolalpan, Mixtla, Molcaxac, Nealtican, Ocoyucan, Tenampulco, Tlaxco y Xicotlán.