La propagación del coronavirus (Covid-19) en Puebla impactó de manera negativa al sector restaurantero de la entidad pues la afluencia de comensales bajó en 90 por ciento, razón por la cual ya suman 40 restaurantes agremiado a la Canirac que han suspendido sus actividades temporalmente.

Así lo confirmó la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, quien en entrevista reveló que debido al incremento de casos Covid-19, al menos 40 establecimientos cerraron de manera temporal, por lo cual hizo un llamado a la población para que utilice el servicio para ordenar comida a domicilio.

"Ahorita vamos aproximadamente 40 restaurantes que han decidido cerrar sus puertas porque así les ha convenido. Esperamos que el día de mañana más restaurantes estén tomando esta medida", comentó Méndez Juárez sobre el panorama actual del sector.

Agregó que muchos de sus agremiados están pidiendo a empleados con motocicleta o vehículo, para que con las medidas de higiene se les de la encomienda de llevar pedidos a domicilio para que de alguna forma la comisión que le iban a pagar a la plataforma, se la paguen a estos trabajadores.

"La asistencia a los restaurantes no va ni en 10 por ciento. Estamos promoviendo a la población a que consuman con el servicio para llevar; ahorita están habilitando sus cocinas y los que no tenían, lo están haciendo ahora", señaló.

Ante esta situación pidió a sus agremiados que sean empáticos con sus colaboradores y que entren en negociaciones ya que muchos han optado por adelantar vacaciones, algunos se han ido a la mitad del sueldo, o algunos que han estado abiertos estos días han dividido su plantilla, la mitad trabaja un día y la otra al siguiente.

La presidenta del gremio recalcó que muchos de sus agremiados sí están considerando en cerrar de manera definitiva, como los pequeños negocios de torterías, que no tienen la capacidad de sostener la plantilla laboral ya que de prolongarse esta situación no podrán con los gastos fijos, como luz o agua, pues sí se verán en la necesidad de cerrar.

La dirigente exhortó al  gobernador Miguel Barbosa Huerta a voltear a ver a los pequeños comercios que viven el día a día y que no pueden subsistir, ya que de estos negocios dependen muchas familias.

Foto: Agencia Enfoque