El paro anunciado por Audi en Puebla tendrá un grave efecto negativo en la industria poblana pues un gran porcentaje de los trabajadores de empresas afiliadas a la Canacintra proviene del sector automotriz y de autopartes.

Así lo consideró el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Gabriel Covarrubias Lomelí quien estimó en 200 mil el número de trabajadores que se verán afectados si continúa la suspensión de labores por la contingencia sanitaria en Puebla.

El dirigente agregó que en un primer momento se adelantarán los paros técnicos, vacaciones y esquemas de mantenimiento, para reducir el impacto del paro.

Dijo que como un alto porcentaje de la cámara corresponde al sector automotriz y al de autopartes, el anuncio de Audi de suspender actividades durante más de 3 semanas tendrá repercusiones negativas.

Covarrubias Lomelí recordó que la contingencia no sólo afecta a la entidad poblana sino a todo el mundo por lo que hizo un llamado a esperar y no crear escenarios de pánico, ya que adelantarse a los hechos podría ser más peligroso para la economía local, pues esperan que no se llegue a una fase tres donde se obligue a toda la población a una cuarentena.

"Lo importante es aplicarnos en la contingencia, prever qué puede venir y actuar en consecuencia. Lo que menos debemos hacer es crear escenarios de pánico, ni situaciones que no han sucedido ni adelantarnos a eso", consideró el líder empresarial.

Fue este día que la empresa Audi de México confirmó el paro de labores en su planta de Puebla hasta el 13 de abril, ante la falta de suministros para la producción del modelo SUV Q5.

La repercusión económica para sus empleados viene porque las dos primeras semanas del paro se tomará en el esquema de paro técnico, con el pago al 50 por ciento de salario para.los trabajadores, mientras que los días restantes se tomarán a cuenta de vacaciones.