La desaceleración económica derivada de la propagación del virus Covid-19,  podría provocar un grave impacto para las empresas y sus trabajadores, por lo que la iniciativa privada ha decidido pedir al gobierno de Puebla que busque un plan de contingencia fiscal para aplazar el pago de impuestos.

Así lo dio a conocer Gabriel Covarrubias Lomelí, presidente en Puebla de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), quien explicó que este plan de contingencia no es nuevo e incluso se está aplicando en otros países de Europa para garantizar que las empresas puedan mantener los empleos.

"Que el gobierno del estado negocie con el gobierno federal un plan de contingencia fiscal( para que ) las empresas puedan cumplir con estos requerimientos porque va a haber una baja en la actividad económica a nivel nacional", expuso Covarrubias Lomelí.

El empresario precisó que no se trata de condonar los impuestos sino de reprogramarlos para cuando las condiciones económicas hayan mejorado y las empresas puedan volver a operar de forma normal, por lo que seguirían pagando las cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social.

“Sí, que el empresario cumpla pero con un plan mucho más amigable (...) Es en general. Los impuestos, salvo el IMSS, que es necesario, es una contribución que es como el sistema de salud pueda seguir funcionando de manera adecuada", precisó.

Covarrubias Lomelí destacó que es necesario que haya un plan conjunto entre la iniciativa privada y el gobierno estatal y federal, con la finalidad de crear estrategias que ayuden a prevenir la propagación rápida del contagio del Covid-19, además de que se busca mantener a la mayor parte de la sociedad sana durante esta contingencia.

"Que la iniciativa privada y el gobierno actuemos de manera responsable y solidaria. Estamos conscientes de la responsabilidad que tenemos en la generación de empleos y nos preocupan nuestros empleados, pero sí necesitamos apoyo por parte del gobierno para acciones institucionales", recalcó