El movimiento estudiantil de la BUAP se fracturó luego de que estudiantes de la Facultad de Medicina acusaron de traición al Comité Estudiantil Interuniversitario de Puebla (CEIP) por dejarlos fuera de las mesas de trabajo y suspender los trabajos de la Fiscalía Especializada en Asuntos Universitarios.

"Este movimiento empezó en la Facultad de Medicina BUAP y nosotros queremos participación por esa parte porque es una licenciatura muy grande, casi 7 mil personas (...) Acaban de decidir pausar el proyecto de la fiscalía y firmar un acuerdo de confidencialidad para no hablar con prensa ", revelaron Daniela y Javier, estudiantes de Medicina.

Minutos más tarde los representantes del CEIP ofrecieron una rueda de prensa donde, de forma evasiva, rechazaron que el movimiento esté dividido y aseguraron que son los estudiantes de Medicina quienes se desviaron del objetivo por temas particulares o personales, pues ahora velan por el interés de 25 instituciones educativas.

"Siempre hubo pláticas con la Facultad de Medicina y se les dio representatividad con voz y voto. Y llegamos a un momento que se deslindaron del apoyo social  y sólo se veía por un interés personal. Este comité trabaja con un interés interuniversitario; los intereses particulares  no les competen a este comité que nosotros representamos", señalaron.

Sobre la creación de Fiscalía Especializada en Asuntos Universitarios, señalaron que este proyecto "no se frenó, se pausó", sin embargo evitaron dar más detalles sobre los acuerdos que tuvieron con el personal de la Secretaría de Gobernación y de la Fiscalía General del Estado.

"Consideramos que por materia de operatividad no puede implementarse en este momento  (la fiscalía), se sigue trabajando con todo el apoyo de gobernación para llegar a un acuerdo bilateral para sacar un órgano que nos pueda cumplir con todas las necesidades que estamos pidiendo", dijeron los representantes del CEIP.

Señalaron que el CEIP insiste en la creación de un Comité de Seguimiento y Observación pero no aterrizaron los acuerdos con las autoridades, aunque dejaron entrever que no será la próxima semana cuando se ponga en marcha la fiscalía especializada, como se tenía previsto inicialmente.