El Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Puebla (ITAIPUE) resolvió que la  Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) transparente información sobre los automóviles asignados con recursos públicos al rector y a otros funcionarios, luego de que la casa de estudios respondiera información errónea a un solicitante.

De acuerdo con un recurso abordado en la quinta sesión de 2020 del instituto celebrada hoy, el ciudadano pidió que la universidad detallara qué recursos emplean Alfonso Esparza Ortiz, los directores académicos, coordinadores administrativos, así como la abogada, el contralor, el secretario y el tesorero de la universidad.

La BUAP se limitó a responder con un link en donde supuestamente se desglosaba la información, pero que se encuentra deshabilitado, según constató el solicitante que pidió una revisión a su caso al que los funcionarios del Itaipue dieron seguimiento.

Esta es la segunda vez en el año en el que el instituto obliga a la universidad a garantizar la entrega de información pública.

El primer caso se resolvió a finales de febrero y se determinó que entregara detalles sobre la Torre de Rectoría que se construye desde 2016 en el Complejo Cultural Universitario (CCU).

Otro organismo que brindó información incompleta sobre automóviles pagados con recursos públicos y que fue obligado a entregar los datos íntegros, por el reclamo de un ciudadano al Itaipue, es la representación del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Puebla.

Durante la sesión se determinó también que el ayuntamiento de Atlixco responda sobre los aguinaldos entregados al edil y otros funcionarios entre los años 2014 y 2018.

Igualmente, dependencias estatales deberán responder sobre permisos para la instalación de la réplica de la Capilla Sixtina.