El precio del petróleo se derrumbó debido a la epidemia de coronavirus Covid-19 y al enfrentamiento económico que protagonizan Rusia y Arabia Saudita.

Se considera que el precio del petróleo ha perdido hasta un tercio de su valor y que será necesario que varias naciones negocien para estabilizarlo.

La última crisis que derrumbó el precio del petróleo ocurrió en 1991, cuando se produjo la llamada Guerra del Golfo.

Los costos del petróleo bajaron debido a que Arabia Saudita anunció que aumentaría su producción, a pesar de que se considera que hay un exceso de combustible en el mundo.

Los especialistas explican que la epidemia de coronavirus Covid-19 redujo la demanda de petróleo y que es necesario regular el precio para equilibrar los mercados.

La semana pasada, Arabia Saudita anunció que aumentaría su producción y reduciría los precios del petróleo.

Las negociaciones están detenidas porque Rusia se negó a aprobar recortes a la producción que propuso la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

El barril de Petróleo Texas se vende en 29.94 dólares, un costo que no tenía desde 2016, el desplome equivale a 27.5 por ciento.