El índice bursátil Dow Jones perdió hasta 2 mil puntos en las primeras horas de la jornada financiera, debido a la epidemia del coronavirus Covid-19 y al desplome de los precios del petróleo.

Las actividades en la bolsa de valores de Estados Unidos tuvieron que detenerse porque desde el inicio el índice S&P 500 cayó 7 por ciento y generó alarma.

Durante las primeras horas de la jornada financiera, el Dow Jones bajó de 1.424,47 puntos a 24.440,31 unidades, equivalente a 5,51 por ciento.

El indicador bursátil S&P 500 cayó 160,27 puntos, equivalente a 5,39 por ciento. El Nasdaq Composite perdió 446,08 puntos, equivalente a 5,20 por ciento.

Las compañías petroleras Chevron Corp y Exxon Mobil Corp reportaron pérdidas de hasta 7 por ciento.

El precio del petróleo se derrumbó debido a la epidemia de coronavirus Covid-19 y al enfrentamiento económico que protagonizan Rusia y Arabia Saudita.

Se considera que el precio del petróleo ha perdido hasta un tercio de su valor y que será necesario que varias naciones negocien para estabilizarlo.

La última crisis que derrumbó el precio del petróleo ocurrió en 1991, cuando se produjo la llamada Guerra del Golfo.