Más de 80 mil estudiantes de 80 universidades tanto de Puebla, Cuidad de México, Tlaxcala y Guadalajara alzaron la voz este jueves en una mega marcha para exigir justicia por el asesinato de Ximena Quijano, Javier Tirado y Francisco Parada.

Vestidos de negro, con batas blancas y con un distintivo de su universidad, los diferentes contingentes salieron desde las 7:00 horas desde sus escuelas para reunirse tanto en la Avenida Juárez, en Ciudad Universitaria y en la Facultad de Medicina de la BUAP, con la finalidad de levantar sus pancartas y lanzar consignas en un mismo sentido: seguridad.

Los primeros en salir fueron los estudiantes de Ciudad Universitaria, que marcharon sobre el Bulevar Valsequillo para llegar hasta el Paseo Bravo, donde se reunieron con los miles de estudiantes que salieron de la Facultad de Medicina de la BUAP.

Este último contingente fue encabezado por los familiares, padres y hermana de Javier Tirado, el estudiante veracruzano que fue una de las tres víctimas de la masacre en el municipio de Huejotzingo, donde también fueron asesinados dos estudiantes colombianos de intercambio de la Upaep y un conductor de Uber.

Junto con ellos caminó el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, quien fue parte del contingente hasta llegar al Edificio Carolino, donde dejó que los estudiantes junto con los familiares de las víctimas siguieran su camino hacia Casa Aguayo.

Fue a la altura del Bulevar 5 de Mayo que el contingente proveniente de la Avenida Juárez, encabezado por los estudiantes de la Upaep, se sumó a ellos para formar una columna de estudiantes de aproximadamente 100 mil personas.

Otras instituciones que pertenecen al Consorcio Universitario, como la Universidad Anáhuac, la Iberoamericana de Puebla, la Universidad Madero, la Universidad de las Américas Puebla, se unieron al contingente desde la Avenida Juárez.

Lo mismo sucedió con el Instituto Tecnológico de Monterrey, la Escuela Libre de Derecho de Puebla y el Benemérito Instituto Normal del Estado.

Los asistentes inundaron la avenida Reforma, el bulevar 5 de Mayo y la 14 Oriente, al grado que los contingentes no dejaron de llegar sino hasta poco después del mediodía.

De acuerdo con el Comité Estudiantil Interuniversitario de Puebla, fueron 80 instituciones las que participaron en la manifestación, y habrían llegado hasta 150 mil estudiantes, aunque cálculos más conservadores señalan arriba de 80 mil.

Reciben el apoyo de la gente

Con pancartas pidiendo un cese a la violencia que ha cobrado la vida de miles de personas, los universitarios lanzaron consignas que fueron bien recibidas por automovilistas y personas que los vieron pasar durante su trayecto y mostraron su apoyo con aplausos, gritos y el sonido del claxon.

Durante el camino hubo personas que también salieron de sus casas para entregar botellas de agua, sándwiches y otros refrigerios a los estudiantes durante su manifestación hacia Casa Aguayo, sitio al cual arribaron poco antes de las 10:00 de la mañana.

Rectores le dan la voz a los estudiantes

Los integrantes del Consorcio Universitario que acompañaron los contingentes de sus respectivas instituciones en la mega marcha hicieron un llamado a las autoridades para escuchar y atender sus exigencias, al tiempo en que evitaron dar un posicionamiento institucional para priorizar el movimiento estudiantil.

A la Avenida Juárez llegaron rectores como el de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap), Luis Ernesto Derbez Bautista; la Universidad Anáhuac, José Mata Temoltzin; de la Universidad Iberoamericana, Mario Ernesto Patrón Sánchez; y del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (Itesm), Pedro Grasa Soler.

Manifestaron su apoyo a la movilización y recalcaron que los protagonistas eran, son y serán los estudiantes, quienes organizaron la marcha para exigir seguridad en una acción completamente legítima y apartidista.

Tras su participación, los rectores de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, y el de la Universidad Anáhuac, José Mata Temoltzin, prefirieron no hablar sobre la manifestación pues señalaron que la voz era completamente de los estudiantes.

Acuerdan fiscalía especializada y más policías

De acuerdo con los organizadores de la marcha pertenecientes a la Asamblea Universitaria, la reunión pactada con el gobernador Miguel Barbosa Huerta se realizó desde las 11:00 horas, y fueron abordados los puntos de un pliego petitorio autorizado por la comunidad estudiantil.

Ante un importante despliegue de la policía estatal, el gobernador Luis Miguel Barbosa, recibió al Comité Estudiantil Interuniversitario de Puebla para recibir las propuestas y exigencias de los jóvenes.

Respaldaron además las medidas implementadas por el gobierno municipal encabezado por Claudia Rivera Vivanco respecto a la peatonalización de la avenida 13 Sur, desde la 31 Poniente hasta la 27 Poniente, con la finalidad de aumentar la seguridad en la zona de la Facultad de Medicina.

A su vez señalaron que de momento no fijarán un posicionamiento respecto al paro estudiantil en la BUAP, debido a que es un asunto exclusivo de la comunidad universitaria en su conjunto.