Estudiantes de escuelas públicas y privadas se sumaron a la cuarta jornada de protestas en la ciudad de Puebla y municipios conurbados exigiendo seguridad para la comunidad estudiantil.

Además de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, que continúa en un paro por tiempo indefinido, alumnos de  instituciones de educación media y media superior se sumaron a las protestas con plantones a la entrada de los planteles y bloqueos intermitentes en calles aledañas y aún con marchas hasta las sedes de las universidades Autónoma de Puebla (BUAP) y Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

La Universidad del Valle de México (UVM)  campus Puebla suspendió sus actividades en el marco de las manifestaciones en demanda de seguridad para los universitarios luego del asesinato de tres de ellos y un conductor de taxi, el pasado fin de semana.

Un comunicado de la UVM expresó que la institución respeta la decisión de los estudiantes de manifestarse pacíficamente y urgió a las autoridades a devolver confianza y seguridad a los universitarios. La UVM apuntó que sus actividades se reanudan este sábado.

 Estudiantes del Instituto de Estudios Universitarios (IEU) se manifestaron  cerrando la calle 4 poniente, sobre la 19 norte, en demanda del cese a la violencia contra estudiantes y mujeres. Por el plantón, líneas de transporte público que circulan por ese crucero debieron rodearlo para retomar su ruta.

Siguieron sumándose al paro

Los estudiantes también organizaron marchas desde sus centros educativos y hasta el campus central de la Upaep, como lo hicieron  los alumnos de la Universidad Alva Edison y del Centro Mexicano Universitario de Ciencias y Humanidades (CMUCH).

También hicieron manifestaciones escolares del Instituto Profesional de Terapias y Humanidades (IPETH), el Colegio Minimalista de Ciencias Penales (Comcipe), el Instituto Normal "Jaime Torres Bodet" y el Centro Escolar "Gustavo Díaz Ordaz".

Preparatorianos del Cenhch se suman

Decenas de alumnos de la preparatoria del Centro Escolar Niños Héroes de Chapultepec (Cenhch) se manifestaron en el bulevar 5 de Mayo, sin obstruir el paso vehicular, como parte de la cuarta jornada de protestas estudiantiles para exigir más seguridad.

Los jóvenes menores de edad, con apoyo e incluso supervisión de docentes de este centro  de educación pública, se sumaron a las protestas pacíficas de las diferentes escuelas que exigen el gobierno que garantice seguridad a todos los estudiantes, víctimas diarias de asaltos.

Con el lema "luchemos hoy para no morir mañana", los jóvenes salieron con pancartas después de haber cumplido su horario escolar, para poder expresar su apoyo al movimiento que surgió con el asesinato de los estudiantes Ximena Quijano, Javier Tirado y Antonio Parada.

Además de colocarse en el acceso de este centro escolar, los estudiantes aprovechaban la luz roja del semáforo en el crucero del bulevar 5 de Mayo y la 17 Oriente para mostrar sus pancartas a los automovilistas y peatones.

Alumnos de la Universidad Politécnica de Amozoc y del Instituto Normal Jaime Torres Bodet de Cuautlancingo, marcharon desde sus municipios hasta el campus central de la Upaep y la Facultad de Medicina de la BUAP para externar su apoyo en este cuarto día de protestas.

Con pancartas y mantas, los estudiantes caminaron por más de una hora desde sus municipios para llegar hasta el campus central de la Upaep, donde entonaron consignas de apoyo para esta comunidad estudiantil que aunque no está en paro, ha realizado actividades de protesta.

Tras una escala en esta institución, alumnos de la Universidad Politécnica de Amozoc partieron hacia la Facultad de Medicina de la BUAP para ratificar su apoyo a los estudiantes de esa área que permanecen en paro.

A su vez, estudiantes del Instituto Pedagógico Nacional decidieron llevar la protesta hacía la Fiscalía General del Estado, donde exigieron que haya más seguridad pues en múltiples ocasiones han asaltado a alumnos.

Organizaron marchas desde sus centros educativos y hasta el campus central de la Upaep, alumnos de la Universidad Alva Edison, el Centro Mexicano Universitario de Ciencias y Humanidades (CMUCH), y la Universidad del Valle de México (UVM), cuyos estudiantes llegaron en un numeroso contingente hasta el Barrio de Santiago.