Los criterios de austeridad promovidos por el mandatario estatal de Puebla afectaron a los municipios de la mixteca, pues, tuvieron un recorte presupuestal de hasta 50 por ciento en el mes de diciembre del 2018, lo que impidió el desarrollo de las comunas pequeñas.

De acuerdo con los ediles de la región, “este recorte nos ha afectado severamente durante los primeros dos meses del 2020, pues, se ha impedido que se den apoyos a los sectores más vulnerables”.

"Con el gobierno de la cuarta transformación las reglas de operación han cambiado, es más difícil ejecutar obras, ya que el recurso que nos asignan debe ir enfocado sólo a servicios básicos como energía eléctrica, agua potable y luz, dejando a un lado otras necesidades de la población", expresó un presidente de manera anónima.

El funcionario señaló que “recientemente los ayuntamientos municipales recibimos por parte del gobierno estatal una circular, donde nos informan que descontarán un dos por ciento de nuestras participaciones a partir del próximo mes, lo que afectará aún más nuestras finanzas”.

A esto se le sumó la recomendación emitida por parte del estado a través de la Secretaría de Administración en el mes de noviembre del 2019, dónde se pidió un recorte del 15 por ciento del personal de cada municipio para disminuir costos en su impacto presupuestal.

Algunos presidentes han tomado medidas serias para aplicar este mandato, mientras que otros han “estirado” el recurso para no despedir injustificadamente a su personal.

"La ciudadanía nos exige obras y a pesar de las limitaciones por parte de los gobiernos superiores estamos trabajando por todos y cada uno de ustedes", puntualizó el edil.