Asaltos, tiroteos y venganzas del crimen organizado han terminado con la vida de al menos nueve jóvenes que realizaban estudios universitarios en Puebla durante el último año, entre ellos los de tres estudiantes de Medicina que fueron asesinados tras acudir al carnaval de Huejotzingo este fin de semana.

A pesar de la indignación, molestia y encono que provocaron en las distintas comunidades universitarias a las que pertenecían, la Fiscalía General del Estado solamente detuvo a cuatro personas vinculadas con estos crímenes, incluyendo los tres involucrados en el multihomicidio de dos estudiantes de origen colombiano y uno de Veracruz.

Estos son los casos registrados entre 2019 y lo que va de este año.

Rosario Luis Merino

Un primer caso ocurrió en abril del 2019 cuando Rosario Luis Merino, de 22 años de edad, fue asesinada en el municipio de Tuxtepec, Oaxaca, durante un asalto a mano armada. https://www.e-consulta.com/nota/2019-04-21/seguridad/asesinan-alumna-de-la-upaep-durante-un-asalto-en-oaxaca

La joven, quien era originaria de dicho municipio, realizaba sus estudios en la licenciatura de Enfermería en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), motivo por el cual en su momento el rector, José Emilio Baños Ardavín, condenó este asesinato.

Claudia Patricia Cabrera Ramos

En ese mismo mes ocurrió una de las masacres que estremeció a Veracruz cuando un comando armado irrumpió en un salón de fiestas del municipio de Minatitlán, asesinando a 12 personas, incluido un menor de 2 años de edad.

Entre las víctimas también se encontraba Claudia Patricia Cabrera Ramos, quien en ese entonces se encontraba cursando el octavo semestre de la licenciatura en Nutrición en el campus Puebla de la Universidad del Valle de México (UVM). 

Ingrid Aremis Guevara Aguirre

En mayo de 2019 se documentó el feminicidio de Ingrid Aremis Guevara Aguirre, estudiante de Psicología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, quien fue asesinada dentro de su departamento en el municipio de San Andrés Cholula.

La joven fue estrangulada por Ricardo Iker N., quien fue detenido por la Fiscalía General del Estado luego de estar varias semanas prófugo de la justicia, siendo el móvil de este crimen el rechazo que la joven tenía hacia este sujeto que llevaba tiempo intentando tener una relación con ella. 

Eduardo Adrián Núñez Luna

El cuarto caso del 2019 ocurrió contra un alumno de la Universidad Intercultural de Huehuetla, donde uno de sus estudiantes identificado como Eduardo Adrián Núñez Luna, fue asesinado la noche del 28 de septiembre cuando se encontraba estudiando en la biblioteca del Colegio Paulo Freire.

Aunque las autoridades señalaron que se habría tratado de un robo a las instalaciones educativas, familiares y amigos de Eduardo rechazaron esta versión y pidieron que la Fiscalía General del Estado hiciera una investigación a fondo, pero hasta la fecha no hay personas detenidas por este asesinato. 

Armando Juárez Pereda

Uno de los casos más violentos ocurridos el año pasado tuvo lugar en el municipio de San Francisco Altepexi, donde un alumno de la Universidad Tecnológica de Tehuacán fue torturado y decapitado, para después ser abandonado en un camino ejidal de la región. 

Se trató de Armando Juárez Pereda, quien fue reportado como desaparecido el 21 de Septiembre y dos días después fue localizado sin vida, aunque no así su cráneo.

Alejandro Trejo Almonte

Además de Rosario Luis Merino, la comunidad universitaria de la Upaep sintió la pérdida de otro de sus estudiantes cuando Alejandro Trejo Almonte, fue asesinado durante un asalto a las afueras de su casa en la ciudad de Puebla.

El joven con licenciatura en ciencias de la computación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla se encontraba especializado en el área de inteligencia artificial con estudios de posgrado en la Upaep, por lo que no solamente significó una gran pérdida para la sociedad sino también para la comunidad científica. 

Ximena, José y Javier

Este fin de semana en el municipio de Huejotzingo tres estudiantes de Medicina fueron asesinados y abandonados en la localidad de Santa Ana Xalmimilulco.

Las víctimas fueron Ximena Quijano Hernández, José Antonio Parada Cerpa y Francisco Javier Tirado Márquez; los dos primeros estudiantes de la Universidad Unisanitas de Colombia, pero arraigados en Puebla a través de un sistema de intercambio con la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla.

Mientras tanto Javier se encontraba matriculado en la Facultad de Medicina de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y actualmente realizaba su servicio social en una comunidad cercana al municipio de San Pedro Cholula.

Los tres jóvenes acudieron el domingo 23 de febrero al carnaval de Huejotzingo, sin embargo por la noche pidieron un Uber para regresar a la ciudad de Puebla, aunque nunca llegaron a sus destinos y la mañana de este lunes 24 de febrero fueron localizados en Santa Ana Xalmimilulco junto con el conductor de Uber identificado como Josué Emanuel Vital Castillo.

Las autoridades informaron que hay tres personas detenidas, una camioneta asegurada y al menos tres inmuebles que ya fueron cateados para obtener indicios que permitan confirmar su relación con el multihomicidio.