La BUAP firmó el convenio de revisión salarial de este año, con la Asociación Sindical de Personal Académico de la BUAP (ASPABUAP) y el Sindicato Independiente de Trabajadores no Académicos (SITBUAP), en el cual se acordó un incremento directo de 3.4 por ciento.

El rector Alfonso Esparza Ortiz indicó que este porcentaje corresponde al tope salarial establecido por el gobierno federal, a través de las secretarías de Hacienda y Crédito Público, así como de Educación Pública, por lo que reconoció la responsabilidad y madurez de las comisiones negociadoras para llegar a este acuerdo, no obstante que es insuficiente.

Cabe recordar que la SEP federal otorgaría a la BUAP poco más de 106 millones de pesos con base en su disponibilidad presupuestaria en el ejercicio fiscal 2019, con cargo al programa presupuestario U006. Sin embargo, la BUAP solo recibió cerca de 79 millones de pesos para el incremento salarial y quedó un importe pendiente de casi 28 millones de pesos.

Pese a esto, la máxima casa de estudios en Puebla cumplió con su responsabilidad y garantizó los salarios y las prestaciones de sus trabajadores.

Al considerar que todavía existen aspectos por mejorar en beneficio de los universitarios, por ejemplo los servicios de salud, el rector Esparza recordó que el Hospital Universitario de Puebla ha mantenido su compromiso de ofrecer atención médica de calidad y garantizar el abastecimiento de medicamentos a los derechohabientes.

Al referirse a las prestaciones, Esparza Ortiz señaló que los académicos serán favorecidos con los mismos programas de estímulos; además este año podrán participar en una convocatoria que buscará incentivar el desarrollo de contenidos educativos en línea.

Por su parte, Jaime Mesa Mújica, secretario General de la ASPABUAP, expresó que con la firma del convenio concluyó la revisión salarial de este año, lo que “significa que los universitarios podemos discutir y resolver nuestros temas”. Sin embargo, señaló que este aumento no satisface las peticiones de los trabajadores, por lo que hizo un llamado al gobierno federal para considerar esta situación.