Las universidades del Valle de México, Iberoamericana -campus Puebla-, Autónoma de Puebla, Popular Autónoma del Estado de Puebla, Anáhuac y de las Américas Puebla, se sumarán al paro nacional del 9 de marzo, "Un Día Sin Nosotras", en protesta por la violencia contra las mujeres.

Las instituciones manifestaron su preocupación por las condiciones vulnerables en las que se encuentran las mujeres ante la violencia de género y decidieron unirse a la exigencia para atender esta emergencia a través de este paro.

Uno de los primeros en manifestarse fue el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, que en sesión extraordinaria del Consejo Universitario formalizó la propuesta de que las mujeres de la BUAP se abstengan de participar en actividades laborales, académicas y cotidianas con el fin de visibilizar su importancia en la sociedad y la urgencia de frenar la violencia en contra.

El rector de la Upaep, Emilio Baños Ardavín, dijo que la institución se unirá al paro nacional.

En la Ibero, el pasado 17 de febrero se realizó un pase de lista con cada una de las víctimas de feminicidio en Puebla durante el presente año. La universidad informó que se sumará al paro

Tanto la Udlap como la UVM y la Anáhuac, a través de sus redes sociales, manifestaron su decisión de sumarse a la iniciativa.

Empresas poblanas darán permiso a su personal

Además del sector universitario, la iniciativa privada anunció que en empresas donde sus empleadas decidan no acudir el 9 de marzo a trabajar en señal de protesta, no habrá repercusiones laborales.

El anuncio lo hicieron el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Centro Empresarial Puebla Coparmex, que junto con otras cámaras han decidido hacer oficial su respaldo al paro nacional.

La convocatoria fue lanzada por organizaciones de la sociedad civil ante la indignación que han provocado la violencia contra la mujer y la ola de feminicidios.

Ante esta iniciativa, empresas, gobiernos y hasta partidos políticos, a través de sus redes sociales, aseguran que la respaldan y la celebran por lo que brindarán facilidades a sus trabajadoras para sumarse al paro.

No obstante también hay posturas de feministas que piden que más allá de un permiso, deberían garantizarse salarios dignos y verdadera paridad de género.