Las emisoras de radio comunitarias en Puebla compiten en desventaja con radios comerciales pirata que no son perseguidas por las autoridades, se dijo en el Foro Medios Comunitarios Indígenas y la Defensa del Territorio, que organizó Radio Xalli, al cumplir 10 años de servicio comunitario en los límites de Palmar de Bravo y Quecholac.

De acuerdo con Gerardo Pérez Muñoz, integrante del Colectivo Hermanos Serdán y participante en el encuentro, quienes trabajan en la radio de corte comunitario se han encontrado con estas frecuencias de competencia desleal en zonas como la de Tehuacán y Tepeaca.

Las emisoras pirata explotan espacios comerciales sin contar con permisos del gobierno federal que a las radios comerciales les ha costado años conseguir y también hay emisoras de grupos cristianos, señaló.

En el encuentro de Radio Xalli también se analizó cómo a pesar de las dificultades de los permisos y las autorizaciones, las radios comunitarias de Puebla han logrado ser un factor clave para defender el agua, la  tierra y el medio ambiente.

Tanto en el caso de Radio Xalli en el centro del estado, como Radio Cóatl en Tehuacán y Radio Tlacuache en la Sierra Norte del estado, se ha incluido a la población en las programaciones y se ha difundido información crítica sobre los megaproyectos, a fin de organizar a las poblaciones, dijo Pérez Muñóz.

Una de las conclusiones a la que llegó el foro, agregó, fue que las emisoras deben trabajar en conjunto con los defensores del medio ambiente para aprovechar el poder de las radios comunitarias.