En el marco de 15° aniversario de la Cátedra Ellacuría y a 30 años del Martirio de la UCA, la IBERO Puebla fue sede de la presentación del libro Ignacio Ellacuría en las fronteras, un libro en el que 17 autores recopilan artículos sobre la vida del jesuita, así como su postura en temas como derechos humanos, reflexiones y aportes filosóficos.

Para el Mtro. Juan Luis Hernández Avendaño, director del Departamento de Ciencias Sociales, uno de los objetivos del texto compilatorio es la actualización del método con base en el contexto actual, así como poner en contexto las problemáticas de Latinoamérica desde una perspectiva de un pensador originario de la región.

Recordó que el concepto de “fronteras” hace referencia al pensamiento inter y transdisciplinar del teólogo salvadoreño. “No se trata de ver lo que Ellacuría hizo antes, sino de cómo ilumina nuestro actuar universitario”, dijo.

Hernández Avendaño ahondó en la utopía como uno de los conceptos establecidos por Ellacuría para abordar la realidad actual. “Vivimos una época de cinismo moral en la que ganan las narrativas negativas. Sin embargo, ha sido la utopía y la esperanza lo que ha hecho que la humanidad sea más humana”, cerró.

La esperanza por tiempos mejores es uno de los factores que propiciaron la creación del libro. Así lo consideró el Mtro. Roberto Giordano Longoni Martínez, quien consideró que Ellacuría no renuncia al precepto de que el pensamiento está profundamente vinculado con la praxis.

Calificó al libro como “homenaje crítico”, pues revive y pone en movimiento los impulsos filosóficos del pensamiento de Ellacuría, lo cual corresponde a sus intenciones en vida. “El libro trata de abrir posibilidades históricas. No se trata de repetirlo, sino de actualizarlo para analizarle de maneras diferentes”, comentó.

Longoni Martínez concluyó que la potencia del texto presentado radica en la pertinencia actual, pues existen elementos de su experiencia que nos orillan a pensar que el pasado sigue presente en el diario vivir. “Es solo un fragmento de toda una constelación que se ve en diferentes esfuerzos en torno al pensamiento ellacuriano”, cerró.

“La Universidad, como institución, ha de estar situada en la realidad, debe asumir los costos del compromiso social, los cuales les llevarán a ser perseguidos y señalados”: Dr. Dante Ariel Aragón Moreno.

Ignacio Ellacuría buscaba la contemplación y eventual transformación de la realidad. Esto lo expresó a través de la vinculación ideal entre la Revolución y la Universidad, relación que, de no estar presente, puede provocar que la institución educativa se anexe a los estándares explotadores de carácter económico, social y político.

Así lo señaló el Dr. Dante Ariel Aragón Moreno, quien considera al pensador jesuita un desobediente que pone en juego los convencionalismos sociales. Su distanciamiento de las prácticas modernas de teología y política, dijo, propicia el permanente interrogar para intervenir en la realidad.

El académico urgió en la necesidad de recuperar a Ellacuría a través de la interpretación. Reflexionó sobre la importancia de seguir las acciones de Jesús de Nazaret, un Jesús beligerante, desde la praxis. “No se trata simplemente de no obedecer, sino de desobedecer y sustraerse de los valores de mercado. A veces es importante hacerlo para reconstruir la realidad”, sentenció.