Un grupo de aproximadamente 200 integrantes de la Confederación Nacional de Industriales de Metales y Recicladores (Conimer), mantiene tomada la caseta de Amozoc, en la autopista Puebla-Orizaba, en rechazo a la iniciativa del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) para privatizar el manejo de los desechos reciclables en el país.

La protesta nacional se registra a la altura del municipio de Amozoc, donde los recicladores se muestran inconformes por la propuesta presentada en el Congreso de la Unión, para modificar la Ley Federal para la Prevención y Gestión Integral de Residuos que, de acuerdo con la Conimer, privatizará el manejo de desechos reciclables.

La toma de la caseta ha provocado caos vehicular en la zona y la saturación de las vías federales, pues además se encuentra tomada la caseta de Chalco, en el Estado de México, afectando a los usuarios de la autopista México-Puebla que se dirigen de la entidad poblana a la capital del país.

La protesta se está llevando a cabo en otras carreteras del país, muchas de ellas principales arterias para llegar a la Ciudad de México, mismas que estarán tomadas por tiempo indefinido, según adelantó la Conimer desde su convocatoria en redes sociales.

A través de redes sociales dijeron que realizarían una protesta que implicaba el cierre de carreteras en el estado de Puebla, como parte de supuestas afectaciones al gremio de recicladores.

Aseguraron que esta reforma se puede considerar que es parte de la monopolización y privatización del sector del reciclaje en México, lo que dejaría fuera a miles de agremiados y trabajadores mexicanos que se encuentran a cargo de la recolección, manejo y transformación de los desechos reusables.