El estado de Puebla se posicionó en el top cinco de los estados mejor calificados de México para disfrutar sus paisajes, degustar buena comida y estudiar, de acuerdo con un Estudio Panaline 2020 realizado por Consulta Mitofsky para identificar lo más valorado en cada entidad.

La encuesta se levantó entre el 9 y el 15 de enero pasado a 5 mil 236 mexicanos mayores de 18 años, que cuentan con dispositivos con acceso a internet, que hacen uso de una herramienta que da nombre al estudio y que capta información permanente del mismo grupo, para lograr una mejor estimación de tendencias y cambios. 

Puebla destaca en tercer lugar de los mejores estados para disfrutar de paisajes, en donde obtuvo el 8 por ciento de las menciones; le anteceden Chiapas con 34.4 y Chihuahua con 14.3; en tanto que por debajo estuvieron Michoacán con 6.7 y Baja California Sur con un 5 por ciento.

En los mejores estados para degustar buena comida, la entidad ocupó el cuarto lugar con 8.2 por ciento; en primer lugar estuvo Michoacán con 13.4, Oaxaca con 13.3 y Jalisco con 11.6; en tanto que el quinto lugar fue para Veracruz con un 6.4 por ciento.

Aunque Puebla se posicionó en el top cinco de los mejores lugares para estudiar lo hizo con el quinto lugar y un 5.1 por ciento; por arriba estuvieron la Ciudad de México con 25.1, Nuevo León con 19.6, Guanajuato con 14.1 y Jalisco con 7.4.

El estudio de Mitofski consideró categorías de los 5 mejores estados para diferentes rubros y Puebla no figuró en los otros siete restantes.

Uno de ellos lo descartaba por completo pues era para asolearse en las playas y los otros top cinco consideraron los mejores estados para conocer la historia de México, descansar, divertirse, vivir, trabajar, invertir dinero e ir de compras.

En el análisis se consideraron por otro lado los porcentajes de lo mejor en cada estado. Ahí Puebla destacó por sus ciudades coloniales con un 29.3; su historia y atractivos arqueológicos alcanzaron un 19.5; su fiesta, sus ferias y tradiciones registraron un 10.7.

Con cifras menores estuvieron su vida cultural y académica con un 6.9 por ciento; su actividad económica y de negocio con un 6.; su clima con 1.3 por ciento; en tanto que un 19.9 no supo que responder, 4.8 reconoció otros valores y 1.3 dijo que no había nada qué destacar.