El domingo 9 de febrero Ingrid Escamilla fue asesinada en un domicilio de la alcaldía Gustavo A. Madero.

Un sujeto identificado como Erick Francisco, de 46 años de edad, confesó que mató a Ingrid Escamilla y que le arrancó la piel. Servidores públicos habrían filtrado las fotografías de Ingrid Escamilla y el lunes 10, algunos diarios publicaron la imagen en sus portadas.

En redes sociales surgieron movimientos para criticar a quienes publicaron las fotografías del cuerpo de Ingrid Escamilla, y para combatir la imagen, comenzaron a difundir paisajes.

En un primer momento, en redes sociales el nombre de Ingrid Escamilla estuvo asociado a las imágenes de su cuerpo.

En una nota que publica el diario El Universal se indica que Signa_Lab ITESO realizó un informe sobre cómo se utilizó en redes sociales el nombre Ingrid Escamilla, primero para difundir su cuerpo y posteriormente para terminar con el horror.

Se asegura que la finalidad del reporte fue poner a las personas frente al espejo de una sociedad que consume brutalidad.

En el informe que realizó Signa_Lab ITESO se afirma que el apoyo de los usuarios logró que se cambiaran las tendencias en la red.

El martes 11 de febrero, se difundió que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México investiga quiénes fueron los funcionarios públicos que filtraron las fotografías de Ingrid Escamilla.

Nelly Montealegre subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito y Servicios a la Comunidad de la Fiscalía General de Justicia, aseguró que durante el proceso no se presentarán fotografías ni videos.

La Fiscalía General de Justicia aseguró que investiga a seis funcionarios, debido a que se filtraron las fotografías que se tomaron en la casa en la que Ingrid Escamilla fue asesinada.