Mientras en China un hospital se construye en 10 días, en Puebla la sustitución del nosocomio de San Alejandro suma 4 mil 288 millones de pesos en recursos asignados es dos años, sin que el proyecto se cristalice.

El pasado cinco de febrero el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, señaló que será “en el transcurso del año” cuando personal militar derribe el inmueble para llevar a cabo la construcción de un nuevo hospital.

El hospital del IMSS de San Alejandro registró afectaciones en su estructura tras el terremoto del 19 de septiembre de 2017, por lo que transcurrieron 29 meses desde que este fue cerrado.

El hecho afectó la atención de los derechohabientes y provocó la saturación del servicio en el nosocomio que se encuentra en La Margarita.

 

Presupuesto millonario

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019 se etiquetaron 2 mil 238 millones de pesos para la “restitución” del nosocomio, mientras que en el mismo documento de 2020, la suma asciende a 2 mil 50 millones, para sumar un total de 4 mil 288 millones.

Inicialmente el IMSS compró un terreno en la zona de Angelópolis por 427 millones de pesos para trasladar ahí al nuevo San Alejandro, sin embargo por falta de permisos y deficiencias halladas en dictámenes técnicos se detuvo el proyecto.

La adquisición del terreno ocurrió mientras el priísta Enrique Doger Guerrero era delegado del IMSS en la entidad.

A la fecha, la restitución del inmueble no se ha concretado y tampoco hay investigaciones sobre qué ocurrió con los recursos autorizados para el proyecto.

En contraste, en la ciudad china de Wuhan, fue construido un hospital de mil camas en 10 días, a base estructuras de metal prefabricadas, con el fin de atender únicamente a pacientes enfermos por Coronavirus.

El nosocomio fue abierto el pasado tres de febrero y las autoridades prevén la construcción de un segundo nosocomio, según información difundida por el diario español El País.

Foto: Agencia Enfoque