Los estados del país cuyos trabajadores están afiliados al ISSSTE retuvieron y no enteraron cuotas obrero-patronales por 50 mil 137.8 millones de pesos, denunció la Secretaría de la Función Pública (SFP).

Los principales deudores son Veracruz y Guerrero, con 12 mil 415.2 y nueve mil 563.7 millones de pesos, respectivamente.

Al presentar el primer Informe de Fiscalización de la Función Pública 2019, la secretaria Irma Eréndira Sandoval también denunció daños a la hacienda pública por retención de impuestos federales y no enterados a la Tesorería de la Federación y condonación de multas sobre créditos fiscales, según una nota del diario Excelsior.

De acuerdo con el reporte, aunque la legislación permite a los contribuyentes solicitar la condonación de multas fiscales, el SAT perdonó indebidamente a 456.7 millones a diez personas físicas y morales, sin asegurarse del estricto cumplimiento de los requisitos.