Apenas se le formula la pregunta sobre su interés en dirigir el Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Puebla, la diputada federal María Lucero Saldaña Pérez responde de botepronto: “claro que sí”.

Cuidadosa con las palabras, poniéndolas con precaución, destaca el reto que representa conseguir unidad entre los priístas, pero advierte que bien vale la pena, pues su instituto puede ser en los procesos electorales local y federal de 2021 el fiel de la balanza.

“Estoy con el buen ánimo. Tengo tanto tiempo en esto, que cualquiera pudiera decir que es un reto, considerando todas las circunstancias actuales, pero sobre todo al interior: lograr sumar, lograr que tengamos realmente confianza es lo más complicado… Tenemos posibilidades de recuperar espacios en Puebla y eso es lo que me anima.

“El PRI puede ser el fiel de la balanza, recuperar espacios e incluso dar sorpresas”.

De ahí que también asegure que el tricolor debe tener disposición para recibir a quienes se fueron, a quienes tienen procesos de expulsión.

Condena que se les llame “traidores” y ofrece que, “si cumplen acuerdos, son bienvenidos”.

De las posibles alianzas electorales, es contundente: “con todos se puede, incluso con el Movimiento Regeneración Nacional (Morena)”, y expone que pueden ser uniones regionalizadas, dependiendo de las necesidades territoriales en cada caso.

No es un club”

En entrevista, la poblana que ha sido ya siete veces legisladora -cinco de ellas federal-, llama también a atajar las ambiciones personales y de grupo en el proceso de renovación de las dirigencias de su partido.

“Yo no soy ambiciosa, ni estoy ansiosa por el cargo. Yo soy leal y entiendo que muchas veces no es el partido en sí, sino las personas que lo dirigen, que por diversas cuestiones, a veces muy humanas, están viendo solamente lo suyo”.

Entonces, Saldaña Pérez pone el dedo crítico, sin decir nombres, en esas “personas que están con una actitud de si no soy yo, me voy”.

-Sin meterla en el brete de que me diga los nombres, ¿está viendo usted ambiciosos?

-Siempre lo ha habido.

-¿Hay que atajar esas ambiciones personales?

-Es que eso no contribuye. Entiendo que uno tiene que valorar intereses personales, pero anteponer un interés de grupo o personal, es lo que ha perjudicado.

“Esto (el PRI) no es un club. Es una institución en donde hay reglas, hay principios y si no se entiende que la sociedad está demandando responsabilidad y respuestas, entonces a todos nos va mal”, agrega sobre el proceso en el que ya varios han levantado la mano.

La dos veces ex senadora y hoy legisladora plurinominal en la bancada más pequeña que el tricolor ha tenido en su historia en el Palacio Legislativo de San Lázaro, apenas 47 curules, aclara que su nombre en la lista de aspirantes a dirigir a su partido en Puebla ha sido colocado por otras personas y eso hace una diferencia con quienes se autoproponen.

“No fue iniciativa mía (aspirar a presidir el CDE). Me lo han preguntado y estar en la lista, estar considerada, ya es parte del camino andado”.

En su ánimo, dice, está considerar que los priístas “no nos dividamos, sino sumarnos. Y si yo sumo y encabezo, pues perfecto… Ya nada más vería yo las condiciones y la convocatoria.

“Yo no tengo la ambición de un cargo, nunca la he tenido así. Si tengo esta oportunidad, contribuiré a que la democracia sea respetada y a que el PRI regrese y regrese a gobernar”.

Fuerza femenina

En la plática vía telefónica, la diputada plurinominal trae a la memoria que fue la primera legisladora que abordó el tema de la violencia política de género y que creó, en Puebla antes que a nivel nacional, el Instituto de la Mujer.

Lo hace para apuntalarse: “retos los he asumido y creo que la madurez que pueda tener, contribuye”.

María Lucero Saldaña apunta que “hoy me están buscando las mujeres, quienes también están siendo consideradas y creo que es buen síntoma que las mujeres estemos respetándonos, poniéndonos de acuerdo…

“En esos acuerdos, respeto, madurez, alianza está Silvia Tanús (regidora), Sandra Montalvo (dirigente de las mujeres priístas en el estado), Xitlalic Ceja (ex secretaria general)”.

Sin embargo, su opinión sobre los hombres de su partido es distinta: “ellos traen ahí una complicación; entonces yo lo que veo es que si podemos dar más madurez, vamos a romper el prejuicio de que las mujeres no nos ponemos de acuerdo”.

Los “traidores”

-¿Qué hacer con quienes se fueron o apoyaron otra opción, algunos que incluso enfrentan procesos de expulsión?

-El delegado presidente (Américo Zúñiga Martínez) ya lo señaló, que en este proceso en el que él está al frente, están las puertas abiertas. Él está en ese ánimo de que quien optó por ayudar, por ser, por pertenecer, o desde fuera (por otra opción), sin renunciar al partido, y que hoy decide por diversas causas tener una oportunidad de participación, yo creo que en estos tiempos y en estas mismas realidades, no caben las descalificaciones ni los adjetivos de traidores, pero que hay que llegar a acuerdos.

“Si los respetan, son bienvenidos y bienvenidas. La lealtad es importante, pero también lo es dar oportunidades y seguir incluyendo”.

-¿Alianzas con quién? ¿Con el PAN e incluso con Morena?

-Se puede con todos. Las alianzas se dan para el proceso electoral, pero también para gobernar. Sin las alianzas, ningún partido por sí solo puede ganar. Ya lo vimos.

-Para competir y buscar una fórmula de unidad, deberá usted ir acompañada de un varón, como candidato a la Secretaría General, ¿ya tiene a algún favorito o a algún vetado?

-No, no tengo ningún vetado, eso segurísimo. Favoritos no. Tengo varios prospectos y de eso dependerá precisamente este proceso. Efectivamente hoy vemos la oportunidad de que las mujeres no estemos siempre en segundo plano… Creo mucho en las mujeres y en los jóvenes. Las oportunidades son básicas… Creo que los compromisos, en los acuerdos, los consensos y el diálogo. Y no veto.

-¿Me puede decir alguno de sus prospectos?

-He hablado con algunos de los que aspiran y quieren en sí o para alguien de su grupo. He recibido afortunadamente muestras de respeto y de suma. Va a depender de que no haya simulación, sino conciliación, en una candidatura de unidad. No quisiera dar nombres, porque se excluye…

-Entonces yo le pregunto: ¿se reunió con Néstor Camarillo?

-Sí, con Néstor Camarillo todo el tiempo hemos estado en contacto, tenemos meses de estar en contacto… He estado en mucha comunicación con él. También con Lorenzo Rivera… Erik (Salgado Trujillo de la Corriente Crítica), me pidió reunirnos y estuve dialogando brevemente. No he tenido fricciones, no pertenezco a un grupo específico, sino que ha sido la mía una trayectoria que la he asumido como una vocación, un servicio y una profesión.

-¿Sirve todavía este PRI de Puebla cómo está?

-El PRI tiene muchas posibilidades porque hay una estructura, hay gente trabajando, muchos jóvenes capacitados y muchas mujeres que se formaron en sus liderazgos. Localmente la gente sigue viendo al PRI como opción, porque no han visto que el gobierno federal haya tenido los resultados, ni en los gobiernos municipales, ni en el estado.