A 14.8 millones de pesos ascendió el desembolso que el gobierno de la ciudad de Puebla realizó en la intervención de áreas de la capital en las que instaló bolardos, macetas, bici estacionamientos, monitores de velocidad y señalamientos.

A esa cantidad debe sumarse un gasto por 3.8 millones de pesos que la comuna realizó para contratar con la firma Autotraffic la elaboración de estudios de movilidad previos a la colocación de las estructuras.

La secretaria de Movilidad en el municipio Alejandra Rubio Acle presentó este jueves un informe sobre el tema a los regidores, pero la panista Luz del Carmen Rosillo Martínez se inconformó debido a que el reporte fue incompleto, según acusó.

¿Qué empresas se contrataron?

Este viernes, la dependencia informó que en total se realizaron ocho contratos que tuvieron un costo de 14 millones 832 mil 320 pesos, que incluyeron la intervención de 15 puntos de la capital a fin de convertirlos en entornos seguros.

Los contratos se otorgaron a las empresas Consorcio Metalplástico, Comercializadora Azteca de Puebla, Grupo Profesional Constructor MB, Orbe Terracerías y Pavimentos, Constructora de Obras de Terracería, Drenaje y Pavimentación.

Las firmas KR Bienes Raíces Consultoría Inmobiliaria y Construcciones, así como CN Construcción y Supervisión, también fueron contratadas por el gobierno capitalino.

Los contratos incluyeron la colocación de bolardos, macetas, medidores de velocidad, estacionamientos para bicicletas, señalética y arreglo de banquetas.

El mobiliario se instaló como parte de los programas Zona 30 y Entornos Seguros. El primero busca que los automovilistas que circulan por el primer cuadro de la ciudad, lo hagan a una velocidad de 30 kilómetros por hora, mientras que el segundo abarca otras áreas de la ciudad e intenta ampliar el espacio para los peatones y disminuir atropellamientos.