Representantes del sector empresarial coincidieron en que urge aplicar la ley para retirar del centro de la ciudad de Puebla a las sexo servidoras

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en Puebla, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, dijo que el gobierno capitalino debe controlar los llamados “giros negros”, es decir bares y centros nocturnos.

Manuel Domínguez Gabián, presidente de la Asociación Poblana de Hoteles y Moteles, dijo que no se deben permitir servicios sexuales en la calle, como ahora, que se encuentran en las principales calles del Centro Histórico y ya no solo en la 14 Poniente.

"A alguien se le ocurrió permitir está actividad en la vía pública y a plena luz del día (…). Antes las sexoservidoras estaban en algunas vecindades o locales y no se veían en la calle como ahora", dijo y urgió a que el gobierno regule esas actividades.

La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, hizo énfasis en que las autoridades deben tener mano dura a la hora de aplicar la ley y demandó que las autoridades supervisen  el funcionamiento de los giros negros.  

"Yo creo que en giros negros debe aplicarse la ley. En ocasiones, el mismo empresario pide licencia para cierto giro y en realidad instala uno distinto. Pero ahí es un trabajo de supervisión y de evitar la corrupción e ir por las personas que están actuando de mala forma, haciendo mal uso del permiso que les fue otorgado", dijo en entrevista telefónica.

En redes sociales circulan videos de riñas a plena luz del día, entre las mujeres que se dedican al sexoservicio en calles del Centro Histórico de Puebla, por el presunto cobro de derecho de piso.