29 meses de que fue cerrado el Hospital General Regional No. 36, San Alejandro, por los daños que le provocaron los sismos de 2017, se determinó que ahora la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se haga cargo de su demolición y reconstrucción.

Así lo confirmó el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto, durante una visita que realizó este jueves al nosocomio para constatar con diputados y militares su actual estado.

En entrevista el funcionario explicó que se había llegado a un acuerdo para que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) dictaminara la demolición, pero se presentaron problemas jurídicos.

Ante esta situación se recurrirá a un convenio específico con la Sedena para reactivar la reconstrucción de San Alejandro desde diferentes acciones.

"Una, que se pueda hacer el dictamen. Segundo, la demolición. Y tercero, el proyecto para la reconstrucción, van a hacerlo los ingenieros militares.

"Creemos que esta historia ya de muchos ya años, de mucho tiempo que ha afectado la capacidad de atención a la derechohabiencia por parte del Seguro Social tiene ya que encontrar un final", dijo.

Ante las irregularidades que han rodeado la reconstrucción de San Alejandro, agregó, no exonerarán a los involucrados en posibles casos de corrupción, pero por ahora interesa resolver con transparencia este caso.

La atención al conflicto de San Alejandro, comentó también el funcionario, incluirá resolver quejas y tomar acciones por la saturación que presenta el Hospital General de Zona No. 20 La Margarita. 

"Estamos ya por habilitar 100 camas adicionales en La Margarita de carácter temporal y tenemos que ver que otras acciones llevamos a cabo, todas las quejas se deben de atender", adelantó.

Cabe señalar que inicialmente el IMSS compró un terreno en la zona de Angelópolis por 427 millones de pesos para trasladar ahí al nuevo San Alejandro, sin embargo por falta de permisos y deficiencias halladas en dictámenes técnicos se detuvo el proyecto.

Para este año, el gobierno federal presupuestó alrededor de 2 mil 200 millones de pesos para la sustitución de este hospital del IMSS en Puebla y para ampliar el de La Margarita, que por ahora recibe a los pacientes de ambos nosocomios