Una joven policía de la comunidad de Tlaltepexi, perteneciente al municipio de Tulcingo de Valle, en Puebla, fue torturada y asesinada a balazos por un comando armado que la interceptó cuando salía de su domicilio a bordo de una motocicleta junto con su hermano, para dirigirse a la cabecera municipal.

Aunque los hechos se registraron desde el pasado 31 de enero, fue hasta hoy cuando el caso trascendió.

Fuentes extraoficiales dieron a conocer que la víctima respondía al nombre de Teodora N, de 22 años de edad, quien junto con su hermano Jerónimo N, de 25 años, se desempeñaba como policía local de Tlaltepexi.

El 31 de enero, en su día de descanso, Teodora y Jerónimo salieron de su domicilio a bordo de una motocicleta para dirigirse a la cabecera municipal pero en el trayecto fueron interceptados por un grupo armado que abrió fuego contra ambos.

El primer proyectil de arma de fuego lo recibió la joven, quien cayó al piso. Jerónimo logró escapar de la zona y pedir ayuda a sus compañeros policías, pero cuando regresó con refuerzos ya era demasiado tarde ya que Teodora había dejado de respirar.

Luego de la intervención de los elementos de la Fiscalía General del Estado (FGE) y peritos se estableció que la mujer no sólo contaba con disparos de arma de fuego sino también con diversas quemaduras en el cuerpo, por lo que las autoridades ministeriales creen que los homicidas primero torturaron a su víctima.