El desabasto de fármacos en el IMSS impide completar el tratamiento previo al trasplante de riñón en la entidad, acusaron integrantes de la Asociación de Enfermos Renales y Trasplantados Puebla.

En rueda de prensa, Beatriz Adriana Rodríguez Bernal indicó que ha crecido la cultura de la donación, pero los procedimientos se frenan como consecuencia de los medicamentos faltantes.

Así, acceder a un nuevo riñón en Puebla puede posponerse no por falta de donantes sino por las deficiencias médico administrativas en la delegación estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), agregó.

"Es por esa razón que el día de hoy nos levantamos en una sola voz por esas personas que están en esa lista en el estado de Puebla", dijo Rodríguez Bernal.

Según cifras de la asociación, actualmente hay mil 700 poblanos en espera de un riñón y 1,100 son pacientes del IMSS.

Entre los fármacos faltantes también se registran inmunodepresores, que se utilizan para la atención de los que ya fueron trasplantados.

En el mes de enero tuvieron que organizar movilizaciones para que el IMSS cubriera rezagos desde octubre.

Junto con los integrantes de la asociación se manifestó contra las deficiencias del instituto, el diputado federal de Morena, Alejandro Carvajal Hidalgo.

"Ya van más de dos años y medio sin que el Seguro Social haya avanzado en el hospital que está por el Periférico por procedimientos administrativos equívocos", dijo sobre la sustitución del hospital de San Alejandro.

Una situación similar, agregó el legislador, se observa en Tepeaca en donde el IMSS no ha podido resolver el problema de un predio ejidal para construir un hospital.