Una menor de edad del estado de Morelos ingresó al complejo médico Gonzalo Río Arronte de Atlixco con sangrado en sus partes íntimas, todo indicaba una violación, pero, la médico legista determinó que se trató de la ingesta de un alimento.

La menor de 5 años llegó, el pasado viernes, a la comunidad de Tenextepec, según datos asentados en el oficio AEI/CA/367/2020 de la agencia estatal de investigaciones, la pequeña y sus acompañantes pertenecen a la fundación denominada “Alejandro García Durán Padre Chanchachoma A.C,” con sede en Xochicalco Morelos, salieron desde las 9 de la mañana de dicho lugar y llegaron a Atlixco a las 11 horas a la residencia de descanso “Juan Pablo II”.

Ahí tomaron un descanso debido a que la menor dijo sentirse mareada, quedando a cargo una de las mujeres que se encuentran laborando en el lugar, después de dos horas se dieron cuenta que la niña sangraba de sus partes íntimas. De inmediato la trasladaron al complejo médico de Atlixco que está a unos 10 minutos de Tenextepec.

Ante los fuertes dolores que presentaba la niña fue necesario que le dieran tranquilizantes para dormirla, en tanto se localizaba al médico legista de la Casa de Justicia quien llegó dos horas después.

Tras la revisión, la legista Dolores Ramírez Jiménez, determinó que no existió abuso sexual como lo reportó la trabajadora social del complejo, si no que se trató de la ingesta de algún alimento que le provocó el sangrado, debido a que la menor antes de ser dormida comentó no recordar mucho solo que comió algo.  

Después de este diagnóstico, los responsables el párroco Marco Antonio N. y el contador público Ariel Jorge N. decidieron firmar a las 23 horas de 31 de enero, la alta voluntaria para trasladarla a un hospital privado en la ciudad de Cuernavaca, Morelos para su mejor atención.

Es preciso señalar que la menor, como consta en el documento, presentaba el síndrome del niño maltratado, por lo que las autoridades correspondientes quisieron poner a disposición del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) a la pequeña y así resguardarla, pero con el diagnóstico entregado por la médico legista esto fue imposible.