Las víctimas de desaparecidos en Puebla se enfrentan a un “muro” que hace inaccesible a las autoridades, acusó la madre de Paulina Camargo Limón, joven desaparecida desde agosto de 2015. 

En un diálogo que sostuvo con el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, en el marco de la toma de protesta de la titular de la Comisión de Desaparecidos en Puebla, María del Rocío Limón pidió a las autoridades abrir espacios de diálogo con las familias de las víctimas.

En respuesta, el mandatario indicó que en su gobierno no habrá “muros” y muestra de ello es que en los “martes ciudadanos” ha recibido tanto a la mamá de Paulina como de José María Sosa, quien es acusado por la Fiscalía General del Estado de haber asesinado a la joven. 

Durante el evento, María del Carmen Carabarín Trujillo rindió protesta como titular de la comisión encargada de la búsqueda desaparecidos en el estado, evento en el que estuvo presente Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos del gobierno federal.

Hay escaso acceso a las autoridades

María del Rocío Limón señaló que uno de los principales problemas a los que se enfrentan las familias de los desaparecidos es aún acotado acceso a las autoridades lo que complica la búsqueda de las víctimas.

“…si es necesario que sepan la posición que tenemos nosotros las víctimas, ese muro tan grande que se ha construido para llegar a ustedes, es un protocolo muy duro, yo representó a muchas mamás en la misma situación”, expuso al hacer uso de la voz.

En respuesta, el gobernador aseguró que durante su gestión no habrá muros y abundó que en distintas ocasiones ha recibido a la mamá de Paulina durante las audiencias que otorga los martes en Casa Aguayo.

Explicó que también ha recibido a la madre de José María Sosa, quién ha suplicado por la liberación de su hijo y a quien ha hecho ver que no sólo es el sufrimiento de su familia sino también el de los papás de Paulina, según comentó.

Colindancia con Tlaxcala origina desaparecidas en Puebla

Cuestionado sobre el tema, Alejandro Encinas reconoció que Puebla es el segundo lugar a nivel nacional con más casos de mujeres desaparecidas durante el primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y señaló que un motivo que origina esta situación es la colindancia con Tlaxcala.

Hay que recordar que la entidad vecina es identificada por ser un polo de desaparición de mujeres que son obligadas a prostituirse particularmente en el municipio de Tenancingo.

El funcionario federal dijo que hay un compromiso por parte del gobierno de la República para avanzar en la localización de las mujeres, prueba de ello es que el estado también es segundo lugar en este rubro.

Explicó que el Gobierno Federal cuenta con un presupuesto de 500 millones de pesos para otorgar subsidios a las entidades y que los apliquen en la localización de personas.

En tanto la nueva comisionada dijo que se realizará un arduo esfuerzo para encontrar a los desaparecidos pero subrayó que su labor termina en la localización y no en la investigación de los casos. “… somos buscadores no investigadores”, acotó.