En el último lustro 111 ejidatarios y grupos poblanos han sido señalados por la Comisión Nacional Forestal (Conafor) de irregularidades en el uso de apoyos.

Así lo reflejan los datos más recientes de la Relación de Personas Beneficiadas, Sancionadas e Incumplidas que transparenta la gerencia estatal de Puebla.

En el documento se detalla que 2016 fue el año más crítico al sumar 62 casos; le sigue el 2015 con 32; 2018 con nueve; 2017 con seis y en el 2019 sólo se documentaron dos casos.

En cuanto a los municipios con más irregularidades está a la cabeza Tzicatlacoyan con 20 casos; le sigue Xicotepec con 17; en Pantepec Vicente Guerrero están empatados con seis; en Chignahuapan acumulan cinco; y Jolalpan, Tlacuilotepec, Ixtacamaxtitlán acumulan cuatro cada uno.

El resto de la lista se distribuye entre uno o tres casos por municipios que se encuentran tanto en la zona de la Mixteca como en la Sierra Norte del estado.

De acuerdo con la Conafor en la mayoría de los casos los recursos se entregaron para proyectos de restauración, reforestación o el impulso a proyectos productivos, pero no se cumplió con tiempos para dar resultados.

Desde hace al menos en dos años en esta dependencia se ha señalado que los recursos con los que cuentan para operar en Puebla son limitados.

Hoy incluso, personal sindicalizado se sumó a un paro nacional de actividades para exigir nuevos uniformes y equipo.