En Puebla operan 27 mil 310 unidades de taxi ejecutivo, 27 por ciento más que los 21 mil 500 taxis tradicionales, reveló Guillermo Aréchiga Santamaría, secretario de Movilidad y Transporte (SMT) del estado, quien exigió al Congreso local poner freno a las plataformas móviles.

Del total, 19 mil 244 (el 70.4 por ciento) corresponden a Uber; 6 mil 195 (22.6) a Didi y 1 mil 891 (6.9 por ciento) a Cabify, aunque el funcionario no detalló el incremento de las unidades por año.

Al comparecer en el Congreso del estado como parte de la glosa por el primer informe de gobierno, demandó a los diputados frenar la multiplicación de esta modalidad de transporte.

La facilidad para inscribir “socios”, la inexistencia de requisitos para la operación de las plataformas y la falta de reglas para otorgar permisos, son los factores a los que atribuyó el exceso de unidades.

Ante diputados de la Comisión de Movilidad y Transportes reprochó que para otorgar un permiso para un taxi tradicional se requiere un estudio de factibilidad, lo cual no se aplica al transporte ejecutivo.

Por ello exigió modificar la Ley del Transporte del estado para establecer una regulación y homologar algunos lineamientos, de modo que haya “piso parejo” para competir.

Entregan 53 concesiones

Por otro lado, dio a conocer que en los primeros cinco meses del gobierno de Miguel Barbosa Huerta se entregaron 53 concesiones de transporte, 17 para rutas y 36 para mercantil (taxis).

Al respecto defendió que los permisos se entregaron en el interior del estado “por ser necesarios y no por negocio” o con actos de corrupción.

Sostuvo además que algunos de los permisos se entregaron a rutas que ya existían en algunos municipios, pero no estaban reguladas y ahora se encuentran en la formalidad.

Aseguran 442 unidades pirata

Por otro lado, Aréchiga Santamaría informó que de agosto a enero la actual administración aseguró 464 unidades de transporte público “pirata”, es decir, que operaban sin permiso.

Presumió que la cifra es 190 por ciento más que lo reportado en los primeros siete meses del gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido, ya que de enero a julio de 2019 se incautaron 190 vehículos.

Descartan prórroga al transporte

El también diputado federal con licencia insistió a los diputados que no habrá prórroga para el mejoramiento del transporte público al que se comprometieron los concesionarios a cambio de que se aumentara la tarifa de 6 a 8.50 pesos.

Sostuvo que el 12 de febrero todas las rutas deberán estar equipadas, ya que el 13 comenzarán a sacarse de circulación las unidades que incumplan y rechazó que esto genere falta de unidades o afectaciones a los usuarios.

Entre las medidas que deberán adoptar los transportistas se encuentra la modernización de los vehículos, la colocación de cámaras de seguridad, conexión de internet para transmitir en tiempo real las grabaciones, botones de pánico y un disco duro para almacenar los videos.