El cadáver de una niña de aproximadamente 10 años de edad, con presuntas huellas de tortura y abuso sexual, fue localizado la mañana de este lunes en la localidad de Escape de Lagunillas, perteneciente al municipio de Chietla y en la zona limítrofe con Morelos.

Las autoridades también indagan la presencia de dos cuerpos más en puntos cercanos a esta comunidad cañera, los cuales corresponderían a un hombre y una mujer que podrían ser los padres de la menor.

El primer hallazgo se reportó la mañana de este día en inmediaciones del paraje conocido como Las Tazas, donde se informó de la presencia de un cuerpo en un canal de riego, por lo que de inmediato se movilizaron las autoridades para confirmar el reporte.
Una vez ahí se precisó que se trataba de una niña, de aproximadamente 10 años de edad, la cual presentaba lesiones y huellas de posible agresión sexual, por lo que el lugar fue resguardado y se pidió la intervención de la Fiscalía General del Estado para hacer el levantamiento de cadáver.
La menor fue trasladada al anfiteatro en calidad de desconocida.

El  portal regional La Zafra informó que luego de este hallazgo fueron encontrados dos cuerpos más, correspondientes a un hombre y una mujer de edad adulta.
El varón habría sido localizado en el campo cañero de San Antonio, mientras que la mujer en el ejido de Tepatola, es decir, los tres hechos en la misma zona, por lo que una hipótesis es que los casos podrían estar ligados.
Se presume que los adultos incluso podrían ser padres de la niña pues hasta el momento nadie ha acudido a preguntar por el cuerpo, además de que destaca que a tan solo unos kilómetros se encuentra la zona limítrofe con el estado de Morelos, donde actualmente existe una disputa entre bandas del crimen organizado.