Servicios bancarios como transferencias electrónicas cajeros automáticos resultaron afectados por ataques cibernéticos durante 2019 con perjuicios por 784.7 mdp, según el Banco de México.

En un año, los ataques cibernéticos contra las instituciones financieras pasaron de uno a cuatro por trimestre, reveló el Reporte de Estabilidad Financiera del Banco de México (Banxico) a diciembre de 2019, según una nota del diario El Universal.

En los ataques se observó una diversificación pues en resultaron afectados “desde transferencias electrónicas hasta cajeros automáticos”, reconoció el Banxico.

Los medios de ataque fueron variados, pues se observó la vulneración de software, operaciones fraudulentas ejecutadas por terceros laborando al interior de la institución, robo de contraseñas, abuso de deficiencias en la validación de saldos y vulneración de equipos de telecomunicaciones, entre otros.

Los ataques se enfocaron en vulnerar sistemas conectados a los bancos que no fueron desarrollados por las instituciones sino por algún tercero, como los canales de banca móvil y los provistos por corresponsales o empresas asociadas con los bancos.

El documento reconoce que los ciberdelincuentes muestran amplio conocimiento de protocolos y sistemas de interconexión para acceder a cuentas y servicios de transferencia de los bancos.

Para los hackers y ciberdelincuentes atacar un banco representa un retorno de inversión, señaló Eloy Ávila, director de Tecnología en Darktrace para América