La administración china prohibirá desde el lunes 27 de enero los viajes dentro de China y a otros países, para frenar la epidemia de coronavirus que hasta el momento ha provocado la muerte de 41 personas e infectado a mil 200.

La televisión pública anunció que desde el lunes se suspenden los viajes dentro de China y las salidas al extranjero.

El gobierno chino informó que desde hoy cerrarán varias secciones de la Gran Muralla China para limitar las posibles fuentes de propagación del coronavirus.

El sábado 25 de enero, Xi Jinping, presidente de China, reconoció que en su país la epidemia de coronavirus se está acelerando y que la situación es grave.

Versiones extraoficiales indican que el coronavirus ha provocado la muerte de 41 personas y que se han infectado mil 200.

El presidente chino afirmó que le podrán ganar la batalla al coronavirus si trabajan juntos en la prevención científica y en la curación de la enfermedad.

“Mientras tengamos firme confianza, trabajemos juntos, (en la) prevención científica y curas, y políticas concretas, seremos capaces, con seguridad, de ganar la batalla”.

La agencia Xinhua indicó que el presidente chino reconoció la gravedad de la situación que atraviesa su país y pidió unión y dirección para enfrentar al coronavirus.

“Ante la grave situación de una epidemia que se acelera, es necesario reforzar la dirección centralizada y unificada del Comité Central del Partido”.