La Sala Regional Ciudad de México del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó parcialmente, por unanimidad de votos, la resolución del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) en la que sancionó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) porque en el informe de ingresos y gastos del ejercicio 2018 en Puebla, existen saldos o cuentas a pagar, con antigüedad mayor a un año que no habían sido cubiertos al concluir ese año.

Un comunicado del tribunal explica que al dictar sentencia del recurso de apelación SCM-RAP-33/2019, el Pleno determinó que asiste razón al partido actor, respecto a que la información que proporcionó al INE pudo ser valorada en concordancia con las razones que expuso, esto es, la existencia de un procedimiento de ejecución desde 2017 sobre el saldo que fue materia de observación. Esto, derivado de que el PRI presentó un acta de embargo y otras constancias emitidas en 2017, con las que pretendió acreditar el inicio de un procedimiento de ejecución fiscal por lo que la responsable debió estudiar si ello configuraba o no una hipótesis de excepción.

En consecuencia, la Sala Regional revocó parcialmente la resolución impugnada a fin de que el INE emita una nueva en la cual analice lo argumentado por el partido al responder los oficios de errores y omisiones y resuelva si en el caso concreto se actualiza o no una excepción legal.