Por mayoría de votos, el Cabildo de Puebla aprobó la entrega de un predio con un valor de 17 millones de pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), como garantía de pago y así evitar apagones en la ciudad.

El tema confrontó a la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco, a los regidores panistas y al “G7” -como se conoce a los integrantes del ayuntamiento críticos de la alcaldesa-, debido a que el tema les fue presentado de último minuto.

La propuesta fue rechazada por los regidores Libertad Aguirre Junco, Jorge Eduardo Covián Carrizales, Rosa Márquez, Edson Cortés, Roberto Esponda, Martha Ornelas y Luis Acosta, quienes acusaron que la propuesta no fue previamente discutida.

En su oportunidad, la presidenta municipal Claudia Rivera Vivanco reconoció que el tema fue presentado de último minuto, debido a que se pidió una prórroga a la CFE para atender la petición que hizo para que se le otorgara una garantía de pago, pero esta respondió apenas este jueves.

Inicialmente, la fracción del PAN externó su inconformidad pero en la discusión pidió un receso de cinco minutos, lapso en el que dialogaron con la secretaria general Liza Aceves. Al retomar el tema, avalaron la propuesta bajo el argumento de que no querían ser responsables de apagones si no se otorgaba una garantía a la CFE.

El tema fue avalado por 14 votos a favor y siete en contra, mientras que la diputada panista Carolina Morales se abstuvo de emitir su sufragio bajo el argumento de que no hubo tiempo para analizar el tema.